El arresto de Marco Di Lauro, de 38 años, el cuarto hijo del líder de la organización (Captura video).

Se trata de Marco Di Lauro, de 38 años. Estaba en un departamento junto a su esposa. Entre sus delitos se incluyen, como mínimo, cuatro asesinatos.

La policía italiana detuvo este sábado al gran capo de la Camorra napolitana, Marco Di Lauro, de 38 años, el cuarto hijo del líder de la organización, Paolo Di Lauro.

El criminal fue arrestado sin violencia en un departamento en el barrio de Chiaiano, en el sur de Nápoles, donde se hallaba junto a su esposa.

Marco era el único hijo de Paolo Di Lauro que quedaba por detener, precisaron las fuentes oficiales. El ministro del Interior, Matteo Salvini, expresó su alegría por esta "operación importantísima", efectuada conjuntamente por el cuerpo de Policía y los Carabineros, entre otros agentes: "No cesaremos de perseguir a los criminales", dijo el ministro.

Unas 100 personas se concentraron en la entrada de la comisaría napolitana donde fue conducido el capo, esposado, para celebrar la detención con aplausos.

El arrestado figuraba en el segundo puesto de la lista de los más buscados del Ministerio del Interior, detrás del jefe de la mafia siciliana, Cosa Nostra, Matteo Messina Denaro, prófugo desde hace más de dos décadas.

Di Lauro escapó en 2004 a una gran operación policial, y desde 2006 tenía sobre su cabeza una orden internacional de detención. Un informante lo acusó en 2010 de como mínimo cuatro muertes.

El criminal era buscado por su implicación en el clan familiar, uno de los más potentes de la Camorra, y logró zafarse de las fuerzas del orden en la conocida como "la noche de las esposas", cuando mil policías se adentraron en los barrios de Scampia y Secondigliano, en la periferia napolitana, y detuvieron a 53 mafiosos.

Su padre, Paolo Di Lauro, "O Milionario" (el millonario), fue jefe de la Camorra en los barrios napolitanos de Scampia y Secondigliano y está   condenado a varias cadenas perpetuas por sus crímenes.

 

Al menos 130 personas murieron en luchas intestinas de la mafia napolitana en 2004, cuando se produjo una escisión entre los clanes Di Lauro y Amato-Pagano.

 

Marco Di Lauro (el último hijo de este clan que estaba libre) deberá cumplir la pena de diez años de prisión por asociación mafiosa y narcotráfico, según los medios.

Fuente: AFP y EFE

Compartir

Comentarios