El subsecretario de Justicia y Política Criminal del ministerio de Justicia, Juan José Benítez.

El subsecretario de Justicia y Política Criminal del ministerio de Justicia, Juan José Benítez, afirmó que el proyecto del gobierno un nuevo Régimen Penal Juvenil propone avanzar en un debate "que Argentina viene arrastrando desde hace 35 años".

Remarcó puntualmente que el rechazo al debate sobre la baja de la edad de imputabilidad -de los 16 a los 15 años, según estipula el proyecto- no ha permitido "afrontar la discusión de fondo que es darle un sistema integral a la problemática del delito juvenil".

"Es un debate que desgraciadamente viene arrastrando la Argentina desde hace 35 años. Tenemos vigente un decreto ley de la dictadura que contraviene la Constitución y los derechos del niño", dijo Benítez en declaraciones a radio Mitre.

"La propuesta de la baja de la edad de imputabilidad para los delitos mas graves -como homicidio, violación, robo calificado y secuestro extorsivo- es que entendemos que un menor que comete ese tipo de delitos necesariamente necesita una respuesta por parte del Estado, al igual que la víctima, que necesita que ese caso no quede impune", apuntó.

Sostuvo que "son hechos que, realmente, quiebran a la sociedad y que es necesario darle una respuesta".

"Hoy un chico de 15 años que comete uno de esos delitos, su caso no es investigado y el juez tienen dos opciones: lo manda a la casa o lo mete preso sin proceso hasta que cumple 18 años".

Respecto del rol de la oposición ante el tratamiento de este proyecto de ley en el Congreso expresó que "hay distintas posturas que en nuestro país se han polarizado mucho. No hay un punto intermedio para poder conversar".

"En lugar de que el Estado no de respuesta a la víctima o al chico proponemos hacernos cargo, evaluarlo interdiciplinariamente y abordar sus problemas de adicciones y un tratamiento de Justicia", explicó.

Según explicó, hoy en día, el sistema penal juvenil tiene 6.500 chicos por lo que "no es imposible llevar adelante este abordaje que proponemos".

"Atacan eso porque, en definitiva, no hay argumentos sino una postura ideológica que defiende una bandera sin contenido", afirmó.

"Tratamos de avanzar con una propuesta fundada y seria que de respuesta a los cerca de 100 chicos que hoy están presos sin proceso en el país", puntualizó el funcionario.

Fuente: Télam

Compartir

Comentarios