Las clases en Tucumán comienzan el 11 de marzo.

Desde el área resaltaron la importancia de llevar a los chicos a un control pediátrico, al menos una vez al año, aún cuando no exista problema aparente. Además es necesaria una visita al oftalmólogo y al odontólogo.

 

 Luego de que el Gobierno acordara días atrás en paritarias los sueldos para la docencia, en nuestra provincia quedó todo listo para el comienzo de clases. Por este motivo, desde el Sistema Provincial de Salud brindaron recomendaciones para los más chicos a la hora de volver a las aulas.

Desde el área resaltaron la importancia de llevar a los niños a un control pediátrico, al menos una vez al año, aún cuando no exista problema aparente.

Además es necesaria una visita al oftalmólogo y al odontólogo, para prevenir cualquier dificultad que pueda presentarse, evitando complicaciones a futuro.

Algunos datos para tener en cuenta:

Pediculosis

Los piojos son un problema frecuente en los niños y las niñas en edad escolar. Por eso se aconseja una revisión diaria y el uso de peine fino.

Alimentación saludable

Una alimentación saludable es la que le aporta al niño los nutrientes esenciales y la energía que necesita para crecer sano. Así, se favorece su desarrollo y su rendimiento escolar. Si antes de ir a la escuela se desayuna o almuerza bien, este hábito favorece a la atención y a un mejor aprendizaje.

Es importante incluir algunos de estos alimentos en las comidas de cada día:

*Frutas y verduras de todo tipo y color.
*Lácteos (leche, yogur, quesos).
*Carnes rojas y blancas (siempre retirando la grasa visible).
*Variedad de cereales y legumbres.
*El consumo frecuente de agua segura es fundamental para mantener una buena hidratación.

Por su parte, los siguientes alimentos y bebidas no son aconsejables para que los niños los consuman con mucha frecuencia:

*Bebidas azucaradas, jugos artificiales, jugos de soja.
*Productos salados tipo copetín: papas fritas de bolsa, chizitos, palitos.
*Alimentos fritos todos los días y golosinas en general.

Actividad física

La actividad física diaria es esencial para que el niño crezca más fuerte y con menores riesgos para su salud.
Al mantenerse activo logra:

*Músculos y huesos más fuertes.
*Menor probabilidad de sobrepeso y diabetes.
*Presión arterial y niveles de colesterol más bajo.

Descanso

*Un buen descanso ayuda mucho a la atención y a un mejor aprendizaje. Es importante que el niño se acueste temprano y duerma entre 8 y 10 horas diarias.

Compartir

Comentarios