Rojas festeja el gol de la victoria en La Feliz.

El Halcón de Florencio Varela venció en Mar del Plata a Aldosivi con gol de Matías Rojas. Con esta victoria, los dirigidos por Sebastián Beccacece quedaron a tres puntos de la Academia y siguen dando pelea en la Superliga.

 

 El gol y Defensa y Justicia tienen un romance con los últimos minutos de juego. A veces en tiempo de descuento, anoche ante Aldosivi a poco del final. Cuando el empate no solo parecía cantado sino justo, la diferencia la marcó Rojas. De tiro libre la clavó en un ángulo para manterse a tres puntos de Racing, líder del torneo, y así sostener el latido fuerte de pelear por el campeonato.

Lejos de aquel equipo que hace un par de fechas apabulló a Boca con un dominio absoluto durante la primera mitad, Defensa y Justicia se encontró acá con grandes dificultades para llegar al arco de Pocrnjic. Entre Rius y Miranda, con control de balón y velocidad, lograron desequilibrar, pero les costó pisar el área con comodidad.

La defensa local, sin brillar, fue esta vez efectiva. Cumplió en la recuperación del balón y la misión inmediata era que le llegue lo más pronto y claro posible a Pisano, sin lugar a dudas su mejor jugador. Cada vez que el ataque pasó por el ex Independiente hubo peligro de gol.

Una de las más claras fue tras uno de sus desbordes, que a pura gambeta le permitió llegar desde la banda hasta la medialuna del área, donde cedió para Ruiz que remató fuerte y con puntería. Unsain pudo controlar.

El partido fue siempre parejo, por momentos en el mediocampo y en otros con avances algo más claros. El primer aviso de Defensa y Justicia llegó por el lateral izquierdo, con un desborde de Delgado que terminó con un remate potente y bajo que Pocrnjic resolvió con esfuerzo. Más claro aun fue un disparo de Delgado que, casi desde el punto del penal, se fue rozando el poste derecho.

Era el mejor momento entonces del aspirante al título de este año. Dominaba pero no terminaba de encontrar el camino al gol. Parecía dueño del juego hasta que salía el contragolpe de Aldosivi. En uno de ellos, que derivó en un tiro libre sobre la izquierda, otra vez el peligro. En una jugada preparada, de cabeza, logró ganar Yeri, que la cruzó al otro palo desde donde Galeano, también de cabeza, complicó a Unsain. Pisano capturó el rebote, remató con dificultad y otra vez el arquero resolvió con seguridad.

Pero la más clara se dio apenas iniciado el complemento, otra vez con un desborde por izquierda. Esta vez fue Fernández quien superó a Yeri y envió un centro bajo y rasante, al medio del área chica. Tan fuerte que Rius, casi debajo del arco y en velocidad, no pudo controlar el balón, que le rebotó y se fue por la línea de fondo.

Entonces la visita se animó y otra vez exigió. En una seguidilla de tiros de esquina tuvo otra oportunidad de gol, en este caso en la cabeza de Márquez. Quiso definir alto, al segundo palo. Pocrnjic alcanzó a desviar la pelota por sobre travesaño.

A falta de media hora una lesión dejó a Aldosivi sin Pisano, su timón y motor de juego. Quedó limitado en dominio pero lo que nunca perdió fue el compromiso en la marca, Casi no dejó espacios a un rival que vivió en permanente incomodidad. Un esfuerzo al límite que le costó algunos errores. Como la falta en la puerta del área que derivó en el gol.

A 20 metros del arco, al costado de la medialuna e ideal para un zurdo. Rojas copó la parada y la clavó en el ángulo, al primer palo de Pcrnjic, que ni pudo reaccionar. Un gol que da vida y posibilidades claras a Defensa y Justicia. Porque también desde la agonía se puede soñar.

 

Fuente: La Nación

Compartir

Comentarios