Los jugadores de San Martín festejan luego de la clasificación en Salta.

La definición fue 5 a 4 para los dirigidos por Caruso Lombardi. El Santo igualó 2 a 2 en tiempo reglamentario con el conjunto de Carlos Casares, en Salta. Los goles fueron anotados por Rodrigo Gómez y Lucas González.

 Una alegría. Una sonrisa. En medio de la desazón, el Santo pudo festejar la clasificación a una nueva fase de la Copa Argentina. Los dirigidos por Caruso Lombardi empataron 2 a 2, en tiempo reglamentario, con Agropecuario, en el estadio mundialista Padre Ernesto Martearena de la ciudad de Salta. Pero en la definición por penales fueron más certeros que su rival y se impusieron 5 a 4.     

No fue sencillo para San Martin avanzar de instancia. A los 6 minutos de juego ya perdía 1 a 0. Gonzalo Urquijo abrió el marcador para el equipo de Carlos Casares. El Santo no encontraba el juego adecuado para llevar peligro al arco rival. Y así se fue la primera parte con derrota parcial.

En la segunda etapa, a los 14 minutos Rodrígo Gómez, de penal, marcó la igualdad. Y los de Ciudadela iban por más. A los 38 del complemento Lucas González marcó el segundo tanto y los tucumanos comenzaban a sonreir. Sin embargo, a dos minutos del tiempo reglamentario, el histórico goleador Gonzalo Klusener estampó el empate. Y así terminó el encuentro en los 90 reglamentarios. 

En los penales, el Santo fue más preciso y ganó 5 a 4. Una clasificación que viene a levantar anímicamente a un plantel que lo necesita, y mucho, de cara a las cuatro finales que tiene por delante en la Superliga y su lucha por la permanencia.

Noche feliz en Salta. El próximo rival en Copa Argentina será Argentinos Juniors. 

 

Compartir

Comentarios