Producción de cannabis. El Instituto Nacional de Semillas estableció las normas para el cultivo de la planta con fines médicos.

Un requisito para cultivar es solicitar autorización al Instituto Nacional de Semillas y someterse a controles. También deberá asignarse un responsable técnico a cargo de la producción.

El Instituto Nacional de Semillas (Inase), un organismo descentralizado de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación, estableció hoy las condiciones para la producción, difusión, manejo y acondicionamiento en invernáculos para el cultivo de cannabis destinado a la realización de aceite medicinal.

La resolución, publicada en el Boletín Oficial, establece que para llevar adelante la actividad hay que solicitar previa autorización al Inase y asignar a un técnico responsable a cargo de la producción del cultivo, movimientos y guarda de semillas dentro del predio”, que deberá ser del “área de la producción agrícola o de la investigación científica vegetal”.

La función del responsable técnico será, puntualmente, declarar el procedimiento de producción del cultivo, movimientos y guarda de semillas dentro del predio, presentando un registro de producción del mismo.

Ese responsable también deberá llevar un libro de existencias y de actividades. Por otra parte, el organismo fijó que el germoplasma (conjunto de genes) de cannabis "provendrá directamente del laboratorio o institución en donde se haya generado y en todo momento deberá permanecer dentro del invernáculo o predio". Si hay un traslado se hará con medidas del Ministerio de Seguridad.

Fuente: Popular

Compartir

Comentarios