Los transportistas esperan llegar a un acuerdo con los contratistas.

El representante del sector, Ramón Gutiérrez, dijo que los contratistas pretenden que "sigamos trabajando por el mismo precio que el año pasado". Explicó, que según el estudio de costos, el valor debería ser de $5.000 por un tramo de 100km. Esperan poder acordar con los empresarios.



La Asociación Civil de Transportes Rurales y Afines reclama a los contratistas un incremento en el pago del servicio que prestan en la provincia. 

Sostienen que con el aumento que viene sufriendo el combustible no pueden seguir cobrando la misma tarifa que en 2018.  

"El lunes tuvimos una reunión con todos los respresentates para llegar a un acuerdo sobre el tema de los precios porque quien contrata el servicio llamó a trabajar este miércoles, pero advirtiendo que iban a pagar el mismo precio del año pasado", explicó Ramón Gutiérrez, titular de la asociación.

Asimismo, "algunos contratistas dijeron que si no les convenía el servicio iban a llamar a otro". 

Foto Ampliada

Ante este panorama, Gutiérrez indicó que se vienen manteniendo conversaciones con el ministerio de la Producción a los fines de llamar a las partes para arribar a un acuerdo. 

En caso de no encontrar una respuesta favorable, el dirigente anticipó que el lunes paralizarán la actividad, no dejando circular a ningún colectivo que transporte a los cosecheros.  

"En el caso de no conseguir una respuesta favorable a lo que significa la mejora del precio para el transporte, el lunes se va a paralizar el transporte en todo tipo de cosecheros del limón", advirtió.

Los transportistas exigen, de acuerdo al estudio de costos realizado por la asociación que nuclea a 600 trabajadores en toda la provincia, una tarifa de $5000 para un viaje de 100km y para un viaje largo $8000. "Ese precio hemos largado para decir vamos a conversar y tratar de arreglar, pero hasta el momento no hemos recibidio ninguna respuesta", concluyó.

Compartir

Comentarios