Los asistentes escolares de toda la provincia están nucleados en dos grandes gremios: UPCN y ATE.

"Para muchos de ellos, estos es lo único que comen en el día" afirmó una dirigente gremial. Casi 400 establecimientos educativos fueron poblados por la necesidad de los menores.

Unos 18 mil chicos de Rosario y su zona de influencia fueron ayer a la escuela a pesar de que se cumplía el primer día del paro docente. No concurrieron a estudiar, fueron a comer. En efecto, en 378 instituciones educativas del Gran Rosario los asistentes escolares no hicieron paro y sirvieron las raciones como durante todo el verano. "Para muchos de estos chicos, esto es lo único que comen en el día", admitió Cristina Vergara, referente de UPCN y con años de trabajo en los comedores escolares.

Los asistentes escolares de toda la provincia están nucleados en dos grandes gremios: UPCN y ATE. Mientras el primero no adhirió a la medida de fuerza lanzada por los gremios docentes y parte de los estatales tras la propuesta oficial de continuar aplicando la cláusula gatillo pero con un techo; el segundo sí, aunque dejó guardias mínimas.

Es que el hambre no sabe de medidas de fuerza y durante todo el verano 18 mil chicos de la Región VI de Educación siguieron yendo a la escuela todos los mediodías a almorzar. Una vez que se inicie el ciclo lectivo, esa cifra trepará a 50 mil.

Así, la postal ayer en varias escuelas de populosas barriadas como Tablada o Empalme Graneros fue de puertas abiertas. "Tuvimos que darles raciones frías porque al no estar todos los asistentes, no se pudo elaborar la comida como todos los días. Así que comieron sándwiches", narró Vergara.

La que pasó de largo fue la copa de leche. "Esa no se pudo dar y tampoco se dará mañana (por hoy)", se lamentó la referente gremial.

Es que el hecho de que los asistentes escolares nucleados en ATE hayan decidido dejar guardias mínimas, resintió la atención en varios comedores. "Hacemos lo que podemos, pero es muy difícil. Eso sí, paro no podemos hacer porque a los chicos hay que darles de comer igual. Para muchos, esto es lo único que comen en el día", admitió Vergara.

Fuente: La Capital.

Compartir

Comentarios