Operadores coinciden en que el fortalecimiento del dólar es consecuencia de una alta inflación.

La divisa de EEUU se ofreció a 43,50 pesos en sucursales del Banco Nación, con un salto superior a 4% en el día.

En un contexto de alta inflación y con el riesgo país por encima de los 700 puntos básicos, el dólar, que viene de dispararse 88 centavos en la víspera, opera estable este jueves a $ 41,72 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa cotiza sin cambios a $ 40,75 y se mantiene más cerca del piso de la banda de flotación, hoy establecida por el Banco Central entre $ 38,790 y $ 50,199.

En la plaza informal, el blue opera sin cambios a $ 40,50 en cuevas de la city porteña. En tanto, el “contado con liqui” ascendió ayer 45 centavos a $ 40,76.

Cabe recordar que ayer el dólar se disparó 88 centavos a su mayor valor en más de cinco meses por coberturas tras la inactividad financiera de dos días por feriados de Carnaval y en línea con un incremento de los niveles del riesgo país.

Fue en sintonía con el segmento mayorista, donde la divisa trepó 94 centavos (+2,4%) a $ 40,75 y se despegó del piso de la banda de flotación, establecida por el Banco Central entre $ 38,765 y $ 50,167.

En este contexto, el Banco Central (BCRA) colocó Letras de Liquidez (Leliq) por $ 200.527 millones (vencían $160.000 millones) a una tasa promedio con una ligera alza al 50,55% a siete días de plazo. El rendimiento máximo fue del 51,45% y el mínimo, del 48,752%.

De esta manera, la tasa acumula una suba de 56,9 puntos básicos en las tres últimas ruedas y de 661 puntos básicos desde el mínimo, registrado el 14 de febrero en 43,94%, resaltó el economista Gabriel Caamaño.

Asimismo, se trató de la segunda absorción monetaria seguida y la mayor en más de 3 meses. El Banco Central, en este sentido, ya absorbió vía Leliq $ 69.461 millones, en línea con lo que se previó dada la meta de Base Monetaria anunciada.

Operadores coinciden en que el fortalecimiento del dólar es consecuencia de una alta inflación, la recesión económica y la incertidumbre política de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

Fuente: Ámbito.

Compartir

Comentarios