Enzo Pérez se frotó el parche de campeón frente a la tribuna local al salir de la cancha.

La protesta del club peruano es por el supuesto uso de un handy en el palco donde el Muñeco cumplía la suspensión. El problema con el mediocampista es por los insultos y gestos cuando se retiraba de la cancha.

Alianza Lima presentará una queja formal ante la Conmebol por la utilización de un handy dentro del palco donde Marcelo Gallardo observó el partido de anoche. Además, en la protesta incluirán los insultos y gestos provocativos de Enzo Pérez en el final del encuentro.

Las cámaras capturaron el momento en el que un empleado de seguridad de River le entregaba a Nahuel Hidalgo el instrumento de comunicación. Lo que acusa el club peruano es que el Muñeco, que cumple una sanción que le impide cualquier contacto con su equipo, violó aquella prohibición. 

El técnico del Millonario fue suspendido luego del choque con Gremio, por la vuelta de las semifinales de la edición pasada, por haber transgredido la suspensión. El entrenador ingresó al vestuario y utilizó un handy, justamente de los que se lo incrimina otra vez en esta oportunidad.

El problema con el mediocampista se originó cuando se retiró del campo de juego. Allí respondió a los insultos del público con agravios y un gesto particular: se tocó el escudo que River tiene en la camiseta y que lo acredita como el vigente campeón del máximo certamen continental.

Compartir

Comentarios