Mónica Rodríguez contó su experiencia en la utilización de cannabis medicinal para su hijo autista. "Hemos tenido que cultivar, hemos aprendido", aseguró la mujer. Además, lamentó "que la planta sea tan mal vista".



Ejemplo de lucha y constancia es el de Mónica Rodríguez, quien sigue trabajando para lograr que el aceite de cannabis se extienda a otras patologías como el autismo. 

Mónica es mamá de Juan de 10 que padece Trastorno del Espectro Austista y que utiliza desde hace tres años este paliativo para disminuir los ataques del menor. 

Para muchos el aceite de cannabis fue el último recurso. Casi todos agotaron las posibilidades terapéuticas tradicionales. Y la enfermedad no cedía. Tal vez no encontraron la cura, pero su calidad de vida mejoró notablemente y el caso de Juan es ejemplo de ello.

Resultado de imagen para cannabis medicinal tucumán

"Nosotras hemos comenzado esta lucha sin querer y hemos tenido que cultivar, hemos tenido que hacer un aceite para los chicos, hemos estudiado y hemos aprendido", contó Mónica.

Relató que su lucha comenzó siendo individual, pero que con el tiempo se sumaron muchas madres que querían ver mejor a sus hijos. "Me fuí juntando con un montón de mamás y la verdad que lo único que soy es la cara visible porque siento que mi caso a veces es el más leve de todos". 

"La verdad que a mí me ha tocado esta parte que nadie ve o que nadie expone, representando a mamás de clase media baja que no tienen cabida en ningún lado y yo sentí llevar la bandera de todas ellas por una cuestión de representación nada más", dejó en claro. 

La integrante de la Fundación Azul CEA destacó los beneficios del aceite, aunque manifestó su negativa por los alcances de la ley que fue aprobada a nivel nacional.

"Realmente en nosotros ha sido mágico, no hay que demostrar ningún estudio, pero es tragicómico porque hemos tenido que ir a declarar a juzgados federales porque estamos en la ilegalidad y porque la ley que ha salido favorece solamente a los casos de Epilepsia Reafractaria y esta planta sirve para un montón de patologías. Yo lamento que la planta sea tan mal vista y que el uso que se lé de sea para cosas más recreativas", indicó.

Resultado de imagen para aceite cannabis medicinal tucumán

El autismo es una condición que afecta a tres áreas: interacción social, comunicación y lenguaje y patrones o conductas repetitivas y restrictivas. 

El legislador Eduardo Bourlé prepara un proyecto de ley para la construcción de un centro en el barrio Jardín, que reforzará la atención integral a pacientes con TEA.

“Estamos muy contentas, esto es una lucha de muchos años. Necesitábamos algo público, que abarque todos los espectros, a chicos de toda la provincia, y también de todas las edades”, resaltó.

Son muchas las personas que todavía no tienen diagnóstico, sobre todo jóvenes y adultos. La detección del TEA es más fácil en niños pequeños. “Es un tema muy complicado. Hay muchos especialistas que no pueden brindarles la contención que ellos requieren”, añadió Rodríguez. Esperan, con el centro, subsanar esto, trabajando sobre todo en la reinserción social de pacientes que padecen este trastorno, personas con mucho potencial, que no están apropiadamente contenidos.

Compartir

Comentarios