El 70% del mercado está conformado por vehículos importados por lo que el movimiento del dólar es clave.

Empresas automotrices subirían el valor de los 0km si el fuerte salto del dólar se mantiene en su escala actual. El último ajuste no tenía en cuenta el reciente movimiento.

Un día de tensión se vivió ayer en las concesionarias de autos por el fuerte salto del dólar. Es que, si se mantiene en los próximos días, impactará en los precios de los 0 km. En marzo, los 0 km aumentaron hasta 6%, tal como publicó ayer Ámbito Financiero, pero ese ajuste no tenía en cuenta este salto de la cotización. Recién se estaban acomodando a un valor de $40. Si bien el mercado está cayendo, las automotrices están decididas a sacrificar ventas pero no a seguir perdiendo plata.

El 70% del mercado está conformado por vehículos importados por lo que el movimiento del dólar es clave. Los autos nacionales tienen la mayor parte de las piezas del exterior algo que hace que sean sensibles al tipo de cambio. Con un dólar en alza, los precios van a tender a seguir subiendo.

Ayer, en las concesionarias se seguía facturando con los precios de comienzo de mes pero en una marca china. Con lista de precios en pesos, habían dado la orden de consultar al importador el precio de venta antes de cerrar la operación.

Si el dólar sigue en alza la semana próxima, es probable que alguna automotriz suspenda la facturación o actualice los precios por segunda vez en el mes. “Hoy (por ayer) no hubo cambios pero si sigue subiendo mañana (por hoy) pueden ordenar parar la facturación o hacerle otro retoque a los precios” señaló el dueño de una concesionaria líder. Esto no es nuevo. En el pico de la corrida cambiaria del año pasado, hubo terminales que subieron en tres oportunidades los valores de los sus 0 km en el mes.

El derrumbe de las ventas de autos de los últimos meses provocó que las fábricas y concesionarias tuvieran un fuerte crecimiento del stock de 0 km. Hay que recordar que en los primeros meses del 2018, el mercado apuntaba a un millón de unidades y los planes de producción y de importación estaban diseñados para ese volumen. Al caerse abruptamente la demanda, la inercia con la que venía el sector llevó a que se acumularan las unidades en los depósitos. El pico de stock se alcanzó en noviembre del año pasado con más de 300.000 unidades, lo que equivalía a casi 6 meses de actividad.

En la última parte del año pasado y la actualidad, las empresas han ido reduciendo ese nivel a fuerza de importantes descuentos. Como el mercado que siguió en retroceso, si bien ese volumen bajo en unidades, no se logró acortar demasiado los meses de operaciones que se encuentran en depósitos.

Al cierre de febrero, el sector tiene un stock de unas 204.000 unidades en depósitos de fábricas, concesionarias o puerto (Nacionalizados). A esto hay que sumarle las unidades que hay en las aduanas sin nacionalizar o en barcos que viajan al país. Eso puede añadir otras 20.000 unidades. Al ritmo actual de ventas, este stock equivale a unos 102 días promedio de actividad, unos tres meses y medio.

Si se analiza el stock estimado marca por marca, Volkswagen -la automotriz líder del mercado- tiene unos 40.059 0 km en total para vender, unos 133 días (más de 4 meses). Chevrolet acumula 31.358 unidades, unos 155 días, más de cinco meses. Hay empresas con menor participación del mercado que superan esos niveles.

Fuente: Ámbito.

Compartir

Comentarios