"Trabajamos en una caminata intentando visibilizar algunas desigualdades en el espacio público", explicó la docente e investigadora, Natalia Czytajlo. "Si uno no se siente representada en algún lugar, suele omitirlo, no utilizarlo", agregó.



Solamente el 2% de las calles de la capital lleva nombre de mujer, así lo reveló un estudio realizado por el Observatorio de Fenómenos Urbanos y Territoriales. 

La docente e investigadora, Natalia Czytajlo, explicó que a partir de ese estudio se pudo comprobar que la ciudad invisibiliza a la mujer. 

"Trabajamos en una intervención y en una caminata de reconocimiento, intentando visibilizar algunas desigualdades que sufren en particular las mujeres en las ciudades y en los espacios públicos. Esto de algún modo define la mayor o menor apropiación de ese espacio por parte de las mujeres. Si uno no se encuentra representada en algún lugar suele omitirlo o no utilizarlo", indicó. 

Además del estudio de las calles, dijo que encontraron también el tema de "cómo el diseño de los espacios públicos condiciona ese uso por parte de las mujeres en relación a la visibilidad en el tema de iluminación, pero también en aquellos elementos de diseño que nos permiten tener una mayor visibilidad y seguridad en elgunos espacios públicos". 

"El tema de la visibilidad en el nombre de las calles es una cuestión generalizada", afirmó la investigadora. 

Sin embargo, Czytajlo consideró que no todo está perdido, teniendo en cuenta que "hay muchas iniciativas en distintas ciudades como Canadá, Barcelona, Rosario y Córdoba que tienen la idea de recuperar el espacio público como un espacio para las mujeres y para otros sujetos que no se encuentran dentro de las categorías identificadas como varón y mujer". 

Compartir

Comentarios