El ex futbolista aseguró tener ganas de asumir otra propuesta (foto: Fulbolero).

El flamante ex entrenador del Gaucho explicó por qué tomó la decisión de irse. Consideraba que seguir en el mando le generaba un costo al club que "no tenía sentido".


El vínculo entre Bella Vista y Aníbal Roy González se terminó esta semana luego de una campaña que lo mantiene último entre los cuatro equipos de su zona, pero que a falta de dos fechas, las chances de clasificación existen. A pesar de esto, el saliente entrenador explicó que "en el futbol los resultados mandan y no conseguimos los esperados. Creo que se hizo un buen trabajo, el equipo jugaba bien y merecimos más. Los merecimientos no alcanzan, me parecía lo más justo irme".

La campaña comprende dos derrotas en las primeras presentaciones y dos empates en las siguientes, con la chance de ganar los dos próximos encuentros y aguardar una chance de clasificación que por el ánimo parece sentenciada. Es que González había puesto su cargo a disposición dos fechas atrás, luego de la catastrófica caída como local ante Sportivo Guzmán: "después del partido que perdimos 5-1 puse mi cargo a disposicion y el presidente no me lo aceptó, seguimos", aunque en esta oportunidad, las partes acordaron la desvinculación: "coinicidimos con el presidente, en 5 minutos nos pusimos de acuerdo, seguir generándole una deuda al club cuando la clasificación ya no era posible, no tenía sentido".

Con el comienzo de la Liga Tucumana en el horizonte, el DT no le cerró las puertas a las propuestas que le puedan llegar: "todos los equipos están con sus entrenadores, estamos tomando un descanso. Después veremos, estamos abiertos a escuchar si hay propuestas para analizarlas. Estamos con ganas de seguir, hace poco arrancamos con la dirección técnica".

El lugar de Roy González será ocupado por Rodolfo Díaz, un viejo conocido Gaucho, que llevó a Bella Vista a una final de Liga.

Compartir

Comentarios