Un grupo de personas aguarda en una panadería del este de Caracas durante el apagón.

Sólo volvió la energía en algunas zonas de Caracas. Siguen las fallas en las telecomunicaciones, es complicado comunicarse por teléfono, conectarse a internet, o hacer pagos electrónicos, y sigue sin funcionar el Metro.

Venezuela cumplió 24 horas a oscuras y el servicio eléctrico sólo ha comenzado a restablecerse en algunas zonas de Caracas.

Para las 19:30 GMT varios estados continuaban sin electricidad, aseguraron testigos a Efe, en tanto que la gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, informó al canal privado Globovisión que en esa región del oeste las emergencias de los hospitales están funcionando con plantas eléctricas debido a la continuidad del fallo.

A través del canal estatal VTV se informó que el estado Vargas, cercano a Caracas, había recuperado el servicio en un 50 % de su territorio y que se habilitó un plan de contingencia en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, el principal del país, para mantener las entradas y salidas de vuelos locales e internacionales.

Mientras avanza la recuperación del servicio anunciada por el Ejecutivo, siguen las fallas en las telecomunicaciones lo que es complicado comunicarse por teléfono, conectarse a internet, o hacer pagos electrónicos.

El servicio en el Metro de Caracas, por el que se movilizan cientos de miles de personas diariamente, continúa paralizado mientras que algunos semáforos del este de la capital venezolana se han reactivado.

El ministro de Interior de Maduro, Néstor Reverol, informó a través de Twitter de la activación de un "Plan Especial de Vigilancia y Patrullaje con contención activa, las 24 horas para garantizar la protección del pueblo".

"Todos los organismos de seguridad del Estado están atendiendo la contingencia por instrucciones" de Maduro, agregó.

El Gobierno de Venezuela ha asegurado que el apagón es producto de una "guerra eléctrica" y un "sabotaje" en la principal hidroeléctrica del país, el Guri, en el estado Bolívar (sur). Sin embargo, la oposición y varios expertos responsabilizan al gobierno socialista por falta de inversiones y corrupción en el mantenimiento de la infraestructura en medio de una grave crisis económica, pero altos funcionarios denuncian frecuentemente actos de "sabotaje".

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios