La manifestación en Estambul fue reprimida por la policía (AFP)

La protesta había sido prohibida por el gobierno de Recep Tayyip Erdogan.

La Policía turca ha utilizado el viernes gas lacrimógeno y pelotas de goma para dispersar una multitudinaria manifestación por el Día de la Mujer en Estambul.

Los agentes lanzaron varias andanadas contra las manifestantes que se habían concentrado en la avenida Istiklal, la principal arteria comercial y de ocio de la ciudad, para denunciar las políticas del Gobierno islamista y las estructuras patriarcales bajo lemas como "No tenemos miedo". 

El gobierno de Recep Tayyip Erdogan había prohibido la protesta, pero la misma se había desarrollado de forma pacífica durante más de dos horas.

Ya antes, un amplio despliegue policial había bloqueado los accesos a la calle Istiklal, aunque finalmente se permitió a las manifestantes acceder a un corto trozo de unos cien metros, en el que acabaron agolpándose varios miles de personas.

Miles más se aglomeraban en las calles cercanas, en un ambiente festivo y alegre, ondeando banderas moradas y pancartas con lemas como "No obedezcas", "El aborto es un derecho" o "Parir, cuidar, criar… no somos esclavas" o "No queremos dictadores. ¡Queremos vibradores!".

"No entiendo por qué no nos dejan marchar por la calle Istiklal como hemos hecho durante años. En todo el país, en todo el mundo se celebra oficialmente el Día de la Mujer… y aquí el Gobierno nos prohíbe marchar. ¿Por qué les damos tanto miedo?", se preguntó en conversación con Efe una manifestante que se identificó como Umut.

"Es una tremenda hipocresía", agregó, recordando que numerosas empresas e instituciones del Gobierno han celebrado hoy oficialmente el Día de la Mujer, y que incluso el presidente del Gobierno, Recep Tayyip Erdogan, envió ayer un mensaje al respecto.

En su nota, sin embargo, el mandatario subrayó como elementos esenciales de este día el respeto a las madres, recogido en el Corán, calificaba a hombres y mujeres como "dos caras de la misma medalla" y abogaba por mejores "políticas familiares".

Un tono muy diferente del de las manifestantes de Estambul, que precisamente reivindicaban ser consideradas mujeres y trabajadoras, no elementos de la familia ni máquinas de parir.

También hubo concentraciones sin incidentes en Ankara, donde miles de mujeres marcharon por una céntrica avenida, y en decenas de ciudades del resto de Turquía, aunque normalmente menores.

 

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios