Presupuesto. Un asistente del gobierno de Donald Trump presenta el libro del nuevo presupuesto 2020 en el Congreso de Estados Unidos, este lunes 11 de marzo (AP).

Habrá ajuste en salud y educación. Y aumenta un 4,7% el gasto militar. El muro con México: US$ 8.600 millones.

El presidente estadounidense Donald Trump difundió ayer su proyecto de presupuesto para el año fiscal 2020 que plantea recortes de 2.700 billones de dólares en la próxima década. Habría recortes de hasta 845.000 millones de dólares en el gasto social (como la cobertura de salud Medicare para ancianos) y en las oficinas del gobierno federal relacionadas con la educación y el medio ambiente.

Al mismo tiempo, Trump propone un fuerte aumento en el gasto militar, de hasta 750.000 millones de dólares, un 4,7% más que el año anterior. Y el presidente exige además 8.600 millones de dólares para construir su polémico muro en la frontera con México. De ellos, 5.000 millones saldrían del presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional, mientras que los otros 3.600 serían aportados por el Pentágono.

El proyecto de Trump, presentado este lunes 11 de marzo en las oficinas del Congreso, tiene pocas chances de se aprobado, porque la Cámara de Representantes está controlada por el Partido Demócrata. Los analistas políticos en Washington destacan que el presupuesto de Trump (que prevé gastos totales por 4,7 billones de dólares e ingresos por 3,6 billones) es sólo un indicador de sus prioridades para la campaña presidencial de 2020. Trump quiere ser reelecto y tituló su proyecto como “Presupuesto para unos Estados Unidos Mejores”.

El rechazo de los legisladores demócratas es total. Respecto del muro en la frontera mexicana, los líderes demócratas de ambas cámaras (la diputada Nancy Pelosi y el senador Chuck Summer) opinaron que “el Congreso se negó a financiar el muro y Trump se vio obligado a admitir su derrota, dañó a ocho millones de estadounidenses cuando cerró las oficinas del gobierno, esperamos que haya aprendido la lección”. “Este presupuesto no vale ni el papel en que está impreso”, dijo el senador demócrata Patrick Leahy, líder del influyente comité que regula las asignaciones de gastos gubernamentales. “Todo está diseñado en favor del complejo industrial militar, los millonarios y los banqueros de Wall Street”, opinó el senador demócrata Bernie Sanders.

La economía creció un 2,9% en 2018 y los expertos dicen que ahora habrá una recaída y aumentará el déficit. Con optimismo, Trump prevé un crecimiento del 3,2 en 2019 y 3,1% en 2020. Pero la Reserva Federal espera un aumento del PBI estimado en 2,3% para 2019 y 2% para 2020. Si el proyecto de Trump fuera aprobado, el déficit público superará el billón de dólares anuales en los tres próximos años. En 2018 el déficit marcó una cifra récord de 779.000 millones de dólares. La Oficina de Presupuesto del gobierno reconoce que, aún con los recortes previstos por Trump, no se recuperará el equilibrio hasta el año 2034. Así se supera el plazo tradicional de diez años. Los recortes de impuestos a empresas y bancos, muy criticados por economistas opositores, fueron históricamente una prioridad de los presidentes del Partido Republicano y los líderes de ese partido en el Congreso. En 2019 se estima que el déficit superaría los 900.000 millones de dólares y la deuda pública llegaría a 22.000 billones.

EFE

Compartir

Comentarios