La actividad se lleva a cabo en el Congreso de la Nación.

Mariela Domenichelli explicó que en el encuentro se abordan distintas problemáticas, y las mujeres de los países participantes transmiten sus experiencias. Además, consideró que en la reunión "se plantean políticas públicas".


Desde ayer se lleva a cabo en el Congreso de la Nación la II Cumbre Internacional de Mujeres por la Paz. La arquitecta Mariela Dominichelli, dirigente del Frente Renovador Auténtico, integra la Federación Mundial de Mujeres y participar de este encuentro.  

"Esta cumbre no es para debatir, sino para transmitir experiencias de mujeres de diferentes países que quizás están pasando las mismas problemáticas. Es un lugar de encuentro donde podemos plantear también futuras políticas públicas que mejoren la situación de la mujer en la sociedad", explicó la referente. 

Explicó que "la federación tiene una misión que es visibilizar las acciones positivas de las mujeres, las mujeres que están invisibilizadas, las que no tienen voz, las que están en los ámbitos territoriales y la verdad que vivir esta experiencia maravillosa y poder compartir enriquece notablemente", afirmó.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, de pie

Consultada sobre las principales preocupaciones de hoy en el mundo, dijo que "en realidad tienen que ver con la violencia en general, no sólo la violencia de género, sino también la violencia política, económica y la violencia en sí de género  que es la acumulación de las otras formas de violencia que se van dando en la sociedad". 

"Nosotros vemos las acciones positivas, muy proactivas de como podemos resolver este problema, hablar en sí de las causas, no de las consecuencias, trabajando hacia el futuro, concietizando y previniendo", precisó. 

La Cumbre finaliza hoy, a las 19, pero tendrá continuidad el 1º de octubre en Tucumán, anunció Dominichelli.

 

Compartir

Comentarios