El director de la sala.

Raúl Armisen dijo que desde el 2014 solo se usó una vez la fosa y que no llevan a la sala espectáculos donde haya orquestas en vivo.

Luego de accidente de Sergio Denis, Raúl Armisen, director del teatro Mercedes Sosa, dijo que “está hecho polvo. Tengo la responsabilidad de dar la cara por eso lo estoy haciendo. Sin sentirme culpable, me siento muy mal".

Con respecto a las críticas sobre el lugar, explicó que en los próximos días taparían la fosa: "no es que tapamos la fosa sino que ampliamos el escenario. Ya estaba previsto, mañana me llegaban los caños para comenzar a armar la estructura".

Y agregó: "desde el 2014 usamos una sola vez la fosa. No traemos espectáculos donde haya orquesta en vivo. Permanentemente concebimos que el teatro sea operativo, pero nunca vimos la fosa como un peligro".

Según trascendió en las últimas horas, imputarían a Armisen por negligencia, delito excarcelable.

Compartir

Comentarios