Renovación de los refugios y sus entornos.

La idea es que luego de que se establezcan las vías únicas para el transporte público se modifiquen los refugios.


A fines de marzo se implementará el proyecto de Carriles Exclusivos de Transporte Público. Se concretará cuando lleguen las 10.800 tachas que servirán de separadores físicos entre los corredores de ómnibus y los de autos particulares. 

Además, el proyecto contempla, en una segunda etapa, la renovación de los refugios y sus entornos.

La intervención que harán en la ciudad consiste en generar vías de circulación exclusiva de transporte público, pero manteniendo un carril para los vehículos privados. En esas arterias se eliminará la posibilidad de estacionamiento.

El contexto de los carriles también se modificará: la medida incluirá la realización de paradas tipo “andenes”, separadas cada 300 metros con elementos que mejoren la accesibilidad y señalética para personas con discapacidad, iluminación led en las cubiertas y refuerzo del alumbrado público con postes de luz. Esos pilares contarán con cámaras de seguridad para monitorear la actividad de las paradas.

En tanto que los refugios tendrán una columna informativa con los recorridos de las líneas que pasan por allí y un sistema táctil y auditivo para no videntes.

Si bien este proyecyo comenzará a aplicarse en la Santiago del Estero (en Haití habrá un sólo carril exclusivo y en Santiago, dos), luego se continuará por Salta/Jujuy, General Paz (hacia donde ya se derivaron a fines del año pasado cinco líneas), Entre Ríos, Monteagudo, Crisóstomo Álvarez y Córdoba.

Compartir

Comentarios