Foto: Revista El Gráfico

El cordobés Dante Unali, autor de dos tantos en la goleada histórica de San Martín por 6-1 a Boca en La Bombonera, habló en la previa del juego del domingo en Ciudadela, en exclusivo con LV12.


En la previa de San Martín-Boca por la fecha 23 de la Superliga Argentina de Fútbol, es imposible no recordar aquel 20 de noviembre de 1988, cuando San Martín goleó 6-1 a Boca en La Bombonera. Lo que fue la primera gran goleada en su propia cancha. El cordobés Dante Unali que fue un actor importante, no sólo por sus dos goles sino también por su brillante tarea sobre el sector izquierdo de la cancha, dialogó en exclusivo con LV12: "En ese tiempo estaba mucho más marcada la brecha entre los equipos del interior y los de Buenos Aires. En la previa de aquel partido se decía que era un trámite para Boca, ellos estaban peleando por los primeros puestos y nosotros éramos un equipo recién ascendido".

El cordobés contó: "En aquel partido recibimos un mensaje de Nelson Chabay (entrenador) de mucho optimismo, estábamos liberados de toda presión. Recuerdo haber entrado suelto a La Bombonera y a las pruebas me remito. Fue lo que se vio, tuvimos mucha efectividad, las veces que llegamos convertimos".

Con respecto al partido del domingo, explicó: "Jugar un partido contra Boca es un plus, es una motivación extra, va a movilizar a los jugadores doblemente. Primero por lo que significa el rival y segundo por la necesidad que tiene de sumar puntos hasta el final del campeonato".

El defensor también habló sobre la actuación del Santo en la Superliga: "Podría tener algunos puntos más, además creo que le faltó regularidad, tuvo algunos partidos buenos que los terminó empatando. Tiene herramientas para quedarse en Primera". 

Para finalizar, comentó: "A San Martín le voy a tener toda mi vida un profundo cariño. Me abrió las puertas y me sirvió como plataforma, la posibilidad de mostrarme y hacer una carrera. Al hincha de San Martín le tengo una total admiración, para mi tiene la mejor hinchada del país. No recuerdo haber jugado un partido sin la cancha llena, era un jugador más".

Compartir

Comentarios