La fiscal Reinoso Cuello formuló el requerimiento de elevación a juicio.

Los hechos y las pruebas recolectadas le permitieron a la fiscal Adriana Reinoso Cuello solicitar el enjuiciamiento de Pedro Martin Pérez, de 31 años.

Una causa judicial originada en una tentativa de robo, ocurrida el 18 de diciembre del año pasado, ya tuvo su formulación de elevación a juicio. 

Los hechos y las pruebas recolectadas con premura, le permitieron, en menos de tres meses, a la fiscal Adriana Reinoso Cuello, a cargo de la Fiscalía Especializada en Robos y Hurtos III, solicitar el enjuiciamiento de Pedro Martin Pérez, de 31 años, quien había ingresado con intención de robo, alrededor de la 5.00 de la mañana, a un taller mecánico ubicado en avenida Juan B. Justo al 2.300.

Luego de romper los candados que aseguraban la puerta de entrada, el individuo se apoderó de un reproductor de DVD, una notebook, un monitor y herramientas, que ocultó en una mochila. Pero cuando pretendía escapar en una motocicleta de un cliente fue interceptado y detenido por personal policial que se encontraba realizando recorridos de prevención y había sido alertado por un transeúnte que observó lo que ocurría. 

Pérez intentó agredir a los uniformados que intervinieron, pero en ese momento llegó personal del 911 que logró aprenderlo y trasladarlo a la comisaría junto a la mochila que tenía en su poder, cargada con los elementos que trató de adueñarse. “Al ver a los policías intentó agredirlos y sustraer la escopeta del cabo Roberto Rodríguez, perteneciente a Motoristas del 911, pero procedieron inmediatamente a su aprehensión”, destacó la fiscal Reinoso Cuello al formular el requerimiento de elevación a juicio.

Compartir

Comentarios