Se llevaron a cabo dos reuniones en el Rectorado y en la Residencia Universitaria de Horco Molle.

El ingeniero electromecánico de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), Daniel Morano, participó de dos encuentros que se llevaron a cabo en el Rectorado y en la Residencia Universitaria de Horco Molle.


En el marco del “Proceso de Evaluación y Autoevaluación Institucional” a desarrollarse durante el año 2019, conforme a la Resolución N° 0772/2018, se realizaron dos encuentros que tuvieron lugar en la sala del Consejo Superior y en la Residencia Universitaria de Horco Molle.

Las actividades fueron organizadas por la Comisión de Asesoramiento y Coordinación de la Evaluación Institucional (CACEI) y contó con la presencia del asesor externo e ingeniero electromecánico de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), Daniel Morano.

De la primera jornada, que se llevó a cabo el lunes 11, participaron el rector José García y miembros de su Gabinete, entre ellos, el secretario General, José Hugo Saab y el secretario de Gestión y Comunicación Institucional, Arturo Sassi. Durante la jornada, la secretaria Académica, Carolina Abdala, brindó una exposición donde se identificaron los logros y las dificultades tendientes a la superación y el mejoramiento de la calidad en el marco de un Plan de Desarrollo Institucional.

De la segunda jornada, realizada el martes 12, formaron parte el vicerrector, Sergio Pagani y los referentes de las escuelas y unidades académicas, quienes estuvieron acompañados tanto por Morano como por Abdala.

En rueda de prensa, el actual miembro del Comité de Educación del Centro Argentino de Ingenieros dijo: “me han invitado las autoridades de la Universidad a plantear ciertos lineamientos básicos para el proceso de autoevaluación institucional de la Universidad Nacional de Tucumán y su conjunto para que luego desemboque en la evaluación externa en el marco de las exigencias de evaluación institucional que marca la ley”.

El ex decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Económico-Sociales de la UNSL explicó que el proceso “significa una mirada global de toda la Universidad y sobre todo la UNT en cuanto a su funcionamiento interno pero también en su rol en el contexto social en el cual se desempeña. Uno de los temas claves es la visión prospectiva, es decir, que Universidad queremos dentro de 10 años para cumplir con las demandas sociales. Ese es el concepto de la evaluación institucional y mañana se va a trabajar con los representantes de las facultades y de las escuelas experimentales para que comiencen con el proceso de autoevaluación”.

Daniel Morano agregó que la idea es “pensar acciones concretas para superar las debilidades y avanzar hacia estrategias concretas que permitan ubicar a la UNT en los nuevos desafíos que nos plantea el avance tecnológico y las nuevas condiciones sociales en el contexto donde se desempeña la Universidad”.

Avances

El proceso de evaluación institucional (iniciado en octubre del año pasado) contará con diversas etapas. La primera será la conformación de una Comisión central que estaría constituida por decanos, miembros del Consejo Superior, directores de escuelas y secretarios del equipo de gestión del Rectorado. Y luego una comisión más pequeña, más técnica, que trabajará en vinculación estrecha con la anterior.

Compartir

Comentarios