Los alimentos, en el centro de la suba de precios de los primeros dos meses del año

Analistas advierten sobre la suba del precio en productos que no son ni servicios regulados ni estacionales. Los alimentos ya tuvieron un incremento del 5,7% en febrero y acumulan un 9,3% en lo que va del año.

La inflación de febrero subió a 3,8% y acumula en el primer bimestre del año un 6,8 por ciento. Más allá del impacto de la suba de tarifas, preocupa la aceleración de la inflación núcleo (que no incluye servicios regulados ni productos estacionales), que muestra la persistencia de la suba de precios, sobre todo en alimentos.

En febrero, la inflación núcleo se aceleró al 3,9%, desde el 3% que había registrado en enero, y es un reflejo de que los precios de los alimentos subieron 5,7% el mes pasado y acumulan un 9,3% en los dos primeros meses del año. Y 58,3% en el año.

No en vano ayer el Banco Central anunció medidas adicionales para endurecer su política monetaria, como reacción a estos números altos de febrero.

"El hecho de que la núcleo se mantenga alta implica mayor inercia inflacionaria, y por eso es siempre la principal preocupación a la hora de bajar la inflación. Los rubros regulados son anunciados por el gobierno, dejan de subir cuando el gobierno deja de anunciar aumentos o se consigue cierta estabilidad en precios relativos. Los estacionales suben, como su nombre lo indica, estacionalmente. Pero la núcleo es el termómetro que marca la tendencia real del proceso inflacionario", dijo Nicolás Crespo, economista de Elypsis.

Infobae: Preocupa la "inflación núcleo": los alimentos ya acumulan una suba de 9,8% en el año, con un fuerte aumento de la carne

Compartir

Comentarios