Ariel Gracía critico.

El legislador Ariel García, cuestionó la anulación de la elección en el radicalismo tucumano. Consideró que se dejó de lado la democracia para que los candidatos "sean elegidos por el dedo de Mauricio Macri o Marcos Peña".



Ariel García, vicepresidente segundo de la Legislatura, lamentó la situación que atraviesa la Unión Cívica Radical, tras anular lan interna que estaba fijada para el 31 de marzo. 

"Cuesta comprender la situación porque se han tomado decisiones en Buenos Aires, no se tomaron en Tucumán, anulando la eleccion interna del 31 de marzo. E eso habla a las claras de dejar de lado la democracia social por la dedocracia que es elegir por el dedo de Mauricio Macro o Marcos Peña, sin darle a la posibilidad a los afiliados de elegir a sus respresentantes", afirmó el legislador. 

Según el parlamentario, el partido está atravesando "una situación difícil porque no se puede creer que un partido histórico hoy sea el mismo partido que deje de lado su historia para satisfacer las ambiciones de algunas personas".

Respecto a la candidatura de Silvia Elías de Pérez a gobernadora, manifestó su desacuerdo al sostener que fue una decisión que no surgió del consenso, sino que fue "tomada en la mesa de algún funcionario del gobierno de Macri y no con las participación de la gente". 

García dijo que "quisieron generar esta situación para que el radicalismo no pueda ser parte de este proceso electoral, donde se pone en consideración de la opinión pública los próximos cuatro años de gobierno de Tucumán. Acá no se eligen a los represente puestos por Macri, acá se tienen que elegir a los representantes del pueblo de Tucumán y se tiene que elegir democrácticamente". 

"Nos cuesta creer que se pueda tener una alternativa, una opción cuando lejos de buscar el diálogo, el consenso han puesto un candidato", afirmó.  

En este sentido, aseguró que "acá no es un candidato que se bajo o que se bajaron como es el caso de José Cano, Domingo Amaya o Prat Gay. Ellos no se bajaron, a ellos lo bajaron, le bajaron el pulgar desde la Casa Rosada y con el mismo pulgar la bendijeron a Elías de Pérez".  

“Nosotros queremos transitar el camino de la democracia social”, condenó García. Asimismo, adelantó que apelará la resolución, ante la Justicia.

La junta electoral de la UCR anuló ayer la convocatoria a elecciones internas previstas para el próximo domingo 31.

Con esto son tres los intentos fallidos en la centenaria agrupación para realizar comicios de renovación de las autoridades. El primer llamado fue para septiembre, pero por irregularidades en los padrones denunciadas por los legisladores Ariel García, Fernando Valdez y Raúl Albarracín fue aplazado para octubre. Las internas tampoco se realizaron entonces, caducaron los mandatos y la UCR quedó a cargo de Federico Romano Norri, titular de la convención, al sólo efecto de llamar a elecciones. Él las había convocado para el 31.

Cinco listas habían hecho reserva de color el lunes. Sin embargo, la junta electoral hizo lugar ayer a un planteo de la lista Celeste, del sector de la senadora Silvia Elías de Pérez. Los apoderados Juan Pablo Terraf y Carolina Schargorodsky impugnaron el cronograma electoral, aduciendo que sus plazos no cumplían con los que demanda la carta orgánica local.

Con los votos de Javier Rodríguez Arreyes, Orlando Tossi, Agustín Iturre y Mariela Saire (en reemplazo de Daniel Argañaraz), se declararon nulos todos los plazos de la interna. “En la revisión de lo planteado, (se) encuentra que por errores de interpretación de la carta orgánica, esta junta equivocó involuntariamente las fechas que consignó”, dicen los considerandos de la resolución número 6. Sólo Jorge Ríos votó en disidencia.

El nuevo fracaso coloca a la UCR en el camino de la intervención. El próximo 29 vence el plazo para la inscripción de frentes políticos para los comicios del 9 de junio y el radicalismo no tiene autoridades que puedan suscribir la incorporación de ese partido a Cambiemos.

Compartir

Comentarios