Brenton Tarrant, de 28 años nacido en Australia publicó on line un "manifiesto" en el que explicaba los motivos racistas del ataque. Los medios locales reportan que hizo dinero operando con Bitconnect, un tipo de moneda digital.

 

 ¿Cómo aquel niño de pelo rizado que compartía el amor de su padre por el ejercicio y la vida sana se convirtió en un asesino de masas de extrema derecha que mató a 49 personas? Pasan las horas del brutal ataque y comienzan a conocerse detalles de la vida Brenton Tarrant, el hombre de de 28 años que desató el infierno en Nueva Zelanda.

"Solo soy un hombre blanco común, de una familia normal que ha decidido tomar una postura para asegurar el futuro de su gente", escribió en el "manifiesto" que publicó online en el que explicaba los motivos racistas y xenófobos del ataque. Tanto odio sentía, que transmitió en Facebook Live los 17 minutos del tiroteo.

La transmisión en vivo comenzó cuando Tarrant condujo a la mezquita de Al Noor, estacionando su camioneta Subaru Beige. En el asiento se delantero se veían armas y municiones. Luego se armó y entró en la mezquita, con la primera víctima de un disparo en la puerta. El pistolero estaba armado con al menos un arma de fuego semiautomática y múltiples clips de municiones. Los mensajes escritos en blanco estaban garabateados en el arma y la munición.


Una vez dentro comenzó a disparar indiscriminadamente. Luego salió de la mezquita por la puerta principal, después de poco menos de tres minutos adentro y se dirigió a la calle, disparando disparos al azar mientras los autos pasaban. "Parece que hoy no vamos a atrapar al pájaro, muchachos", dice en ese momento. Luego volvió a entrar en la mezquita para verificar si había sobrevivientes, y comenzó a disparar de nuevo. Cuando el hombre armado abandonó la mezquita la segunda vez, le disparó repetidamente a una mujer en la calle.

En el escalofriante manifiesto de 73 páginas llamado "El gran reemplazo", que escribió antes de los asesinatos, el joven dio una idea de su educación y antecedentes. En sus propias palabras, Tarrant se describió a sí mismo como un "hombre blanco común", que nació en una clase trabajadora, una familia de bajos ingresos de origen escocés, irlandés e inglés.

En el texto, asegura que nunca tuvo "interés" en asistir a la universidad después de abandonar la escuela. Ese desinterés tiene relación con un hecho que marcó su vida: en 2010 su padre Rodney murió de cancer. Su fallecimiento fue muy impactante así que decidió dejar Australia por un tiempo para viajar por el mundo.

Los medios locales reportan que hizo dinero operando con Bitconnect, un tipo de moneda digital, y con esas ganancias aprovechó para visitar Europa y países como Corea del Norte y Pakistán.

Según Sydney Morning Herald, planeó el ataque "aproximadamente hace dos años", pero eligió los blancos finales recién hace tres meses. Inicialmente iba a atacar una mezquita en Dunedin, pero finalmente se decidió por las mezquitas Al Noor y Masjid porque tenían "muchos más invasores".

Compartir

Comentarios