Miembros del equipo de cricket de Bangladesh que se salvaron de la masacre de Christchurch.

Los jugadores del seleccionado asiático se dirigían hacia la mezquita cuando escucharon los disparos desde adentro del edificio. “Fue una experiencia aterradora, oren por nosotros”, escribió uno de ellos en redes sociales.

Miembros del equipo de cricket de Bangladesh describieron en las redes sociales cómo escaparon por escaso margen este viernes del tiroteo masivo en una mezquita de Nueva Zelanda.

Jugadores y miembros del cuerpo de entrenadores se encontraban a bordo de su micro, acercándose a la mezquita Masjid Al Noor, en Hagley Park, cuando estalló el tiroteo.

"Todo el equipo se salvó de un ataque en progreso. Experiencia aterradora. Por favor, oren por nosotros", tuiteó el primer bateador Tamim Iqbal.

 

El analista de rendimiento Shrinivas Chandrasekeran, publicó: "Apenas escapamos de un tiroteo en progreso. El corazón se acelera y hay pánico en todos lados".

 

Por su parte, Mario Villavarayen, entrenador de fuerza y acondicionamiento, dijo a la prensa neozelandesa que los jugadores no vieron al agresor pero escucharon disparos. Señaló que estaban perturbados pero ilesos.

"Hablé con uno de ellos poco después", dijo Villavarayen. "No vieron nada pero escucharon disparos. Estaban en el suelo y simplemente se echaron a correr".

"Todo el cuerpo de entrenadores estaba en el hotel. Los jugadores comenzaron a correr cuando escucharon los disparos".

Al oír los disparos, el equipo bajó del micro y huyó a pie hacia el Hagley Oval, donde tenían programado enfrentarse a Nueva Zelanda este sábado en un partido de prueba que finalmente se suspendió.

Según reportes, el equipo permaneció resguardado en un vestuario del estadio, desde donde el manager Khaled Mashud ha permanecido en contacto con las autoridades de cricket de Nueva Zelanda y de Bangladesh.

Fuente: agencias

Compartir

Comentarios