Juan Guaidó, el líder opositor que se autoproclamó presidente de Venezuela.

El presidente autoproclamado designó a principios de marzo como representante ante el banco a Ricardo Hausmann, un respetado economista de Harvard radicado en Estados Unidos. La deuda venezolana ante el BID asciende a 2.011 millones de dólares.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se convirtió este viernes en el primer organismo financiero multilateral en reconocer oficialmente a un enviado de Juan Guaidó, el líder opositor que se autoproclamó presidente de Venezuela.

Guaidó, en pugna por el poder con el mandatario Nicolás Maduro desde hace casi dos meses, designó a principios de marzo a Ricardo Hausmann, un respetado economista de Harvard radicado en Estados Unidos, como representante de Venezuela en el BID.

El organismo, principal fuente de financiamiento para proyectos de desarrollo en Latinoamérica y el Caribe, aprobó el nombramiento el viernes, según un comunicado enviado a la AFP.

"En una votación separada, los gobernadores de la Corporación Interamericana de Inversiones (conocida como IDB Invest), el brazo de préstamos del sector privado del Grupo BID, también aprobaron el nombramiento de Hausmann", indicó el texto. El nombramiento de Hausmann es efectivo "de inmediato", dijo la institución.

En el BID las decisiones deben obtener más del 50% de los votos, teniendo en cuenta que estos están ponderados al capital que tienen los 48 países del mundo que lo componen.

Washington tiene el 30% del poder de voto en el directorio del BID, frente al 50% combinado para los miembros de América Latina y el Caribe, de los cuales Argentina y Brasil tienen el 11% cada uno.

El delegado de Estados Unidos para la crisis venezolana, Eliott Abrams, felicitó a Hausmann. "Esto es parte de la toma de control sobre los activos extranjeros de Venezuela por parte del gobierno de Guaidó", dijo a periodistas.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, había llamado el viernes pasado a los aliados de Estados Unidos a apoyar el nombramiento.

Venezuela, uno de los países fundadores del BID en 1959, fue declarada en mayo pasado en mora con la institución, que dijo que no otorgaría más préstamos al país hasta que saldara los pagos.

Entonces, la mora total de préstamos de Venezuela con el BID era de 212,4 millones de dólares, sobre una deuda total de 2.011 millones de dólares, informó el Banco, precisando que al 31 de marzo de 2018, la deuda venezolana representaba un 1,6% de los activos totales del organismo.

Fuente: Ámbito

Compartir

Comentarios