El equipo de urología del hospital Centro de Salud

El equipo de urología del hospital Centro de Salud en una compleja cirugía logró reimplantar el pene y reconstruir la uretra, como así también uno de los testículos, en un caso muy poco frecuente por el severo traumatismo que presentaba el área.

El paciente de 19 años de edad había ingresado al nosocomio con una herida de arma de fuego en la zona genital. Rafael Fernández Rosas, jefe del servicio de Urología contó: “La herida era muy grave con lesiones importantes, que felizmente pudimos resolver. Son muy pocos los casos descriptos sobre el tratamiento que hicimos”.

Fue la primera vez que el servicio asistía un traumatismo de estas características. El urólogo Javier Semrik, formó parte del equipo médico que llevo a cabo la intervención quirúrgica y detalló: “Se pudo reimplantar el pene, que estaba casi amputado, también uno de los testículos y la uretra, una cirugía muy delicada al tratarse de un conducto tan delicado. Se logró reimplantarlo en su orificio natural que es el glande”.

El paciente evolucionó favorablemente y fue dado de alta este viernes. Continuará recuperándose en su casa, siguiendo siempre con un estricto control ambulatorio.

Compartir

Comentarios