La llegada del equipo al hotel ubicado frente al Parque 9 de Julio se aguarda cerca de las 17.

El conjunto de Gustavo Alfaro arribó al hotel donde concentrará para enfrentar mañana a San Martín por la Superliga. Una "ola azul y oro" rodeó el vallado de seguridad frente al Parque 9 de Julio


La delegación de Boca llegó a Tucumán para jugar mañana contra San Martín en un duelo definitorio para las aspiraciones del Santo en cuanto a sus chances de permanencia. El Xeneize tiene a su gente en cada parte del país como todo equipo grande: una multitud de seguidores Azul y Oro escoltaron la llegada del equipo al hotel ubicado frente al Parque 9 de Julio en la capital tucumana.

El arribo de Boca al aeropuerto se concretó a las 17, mientras que para llegar a la concentración hubo que esperar 45 minutos más. Hinchas que quisieron llegar al aeropuerto Benjamín Matienzo tuvieron que ser detenidos en su marcha y aguardaron la llegada del micro con los jugadores sobre la ruta Presidente Perón.

En un segundo escalón de importancia se ubicarán las chances del equipo de Gustavo Alfaro en la Superliga: la más concreta es la chance de clasificación a la Copa Libertadores 2020, ya que con un triunfo clasificará, al menos, al repechaje, aunque si lo hace y River no vence a Independiente, asegurará su lugar en la fase de grupos. Y a pesar de que las matemáticas lo ubican hoy por hoy con chances de campeonato, la realidad es que Racing lo supera por 8 puntos, a falta de 9 por jugarse.

Si los de Coudet vencen a Belgrano, repercutirá directamente en San Martín-Boca: el Xeneize se despide del tricampeonato y el Santo queda obligado a ganar, sino descenderá.

Ver esta publicación en Instagram

La llegada del plantel de #Boca a #Tucumán.

Una publicación compartida de #ElDeportivo12🕪⚽📻 (@eldeportivo12) el

Compartir

Comentarios