Del otro lado, casi nada. San Lorenzo no inquietó a Jeremías Ledesma y recién a los 44 minutos tuvo su primer remate al arco. Antes, Botta había desperdiciado una buena contra al tirar tarde y mal un centro para Juan Camilo Salazar, que esperaba sin marca en el punto de penal. En la segunda etapa se hizo todo de ida y vuelta. Y aunque los dos tuvieron sus chances, el partido se iba a definir en el final. A los 46, Raúl Loaiza se escapó por la derecha, vio solo a Reniero y el goleador no falló. Definió para darle a San Lorenzo una victoria muy importante, más allá de que no lo ayude a salir hoy del último puesto de la Superliga. Antes, Torrico se había vestido de héroe al desviar un muy buen remate de Fernando Zampedri, desde la derecha del ataque de Central.

Reniero metió el 1-0 en Arroyito ante Central con un contraataque fulminante. Los de Boedo, que de todas maneras siguen últimos, llevaban 15 partidos sin ganar por la Superliga.

Rosario Central y San Lorenzo jugaban un partido con grandes urgencias. El local, en el Gigante de Arroyito, llegaba con 9 sin ganar, apenas tres meses después de ganar la Copa Argentina. El visitante, con 13 sin conocer la victoria en la Superliga, pero con la alegría de haber sumado de a tres en la Copa Libertadores. ¿Pudo alguno cortar su racha? Sí, el Ciclón salió de la mala. Fue 1-0 con un gol en tiempo de descuento de Nicolás Reniero.

Fue muy poco lo que dejaron los dos equipos en el primer tiempo. Central fue un poco más claro al manejar la pelota y generar ocasiones, pero apenas un par de veces pudo poner a sus delanteros frente a Sebastián Torrico. La más clara fue de Germán Herrera, quien no pudo definir dentro del área ante la aparición de un defensor rival.

Del otro lado, casi nada. San Lorenzo no inquietó a Jeremías Ledesma y recién a los 44 minutos tuvo su primer remate al arco. Antes, Botta había desperdiciado una buena contra al tirar tarde y mal un centro para Juan Camilo Salazar, que esperaba sin marca en el punto de penal.

En la segunda etapa se hizo todo de ida y vuelta. Y aunque los dos tuvieron sus chances, el partido se iba a definir en el final. 

A los 46, Raúl Loaiza se escapó por la derecha, vio solo a Reniero y el goleador no falló. Definió para darle a San Lorenzo una victoria muy importante, más allá de que no lo ayude a salir hoy del último puesto de la Superliga.

Antes, Torrico se había vestido de héroe al desviar un muy buen remate de Fernando Zampedri, desde la derecha del ataque de Central.

 

Compartir

Comentarios