La Iglesia de Saint Sulpice, en París. Es uno de los atractivos turísticos de la capital francesa.

El fuego comenzó en la tarde parisina y fue rápidamente controlado. No hubo heridos.

La histórica iglesia de Saint-Sulpice en París, en la que se filmó la película El Código Da Vinci, inspirada en la novela homónima del autor estadounidense Dan Brown, se incendió este domingo durante unos minutos, pero los bomberos consiguieron contraer el fuego rápidamente y nadie resultó herido.

El fuego comenzó a primera hora de la tarde, cuando cuatro personas se encontraban en el interior de la iglesia. Fue entonces cuando descubrieron que había llamas subiendo por las enormes puertas de la iglesia católica romana que se extendieron a las vidrieras tintadas de arriba y a una escalera cercana, según un portavoz del cuerpo de bomberos.

La causa del incendio y la extensión del daño que ha sufrido la iglesia se desconocen por el momento, tal y como afirmó el portavoz.

La iglesia, construida en el siglo XVII sobre cimientos que datan de la Edad Media, se alza sobre el distrito de la orilla izquierda de Saint Germain des Pres y alberga tres pinturas de Eugene Delacroix, una de las principales figuras del movimiento romántico en Francia en el siglo XIX.

El pasado de la iglesia
En 1646 comenzaron las obras de construcción del edificio actual sobre los cimientos de un templo románico del siglo XIII, obras que no se vieron terminadas hasta un siglo más tarde.

El sacerdote Languet de Gercy encargó a un astrónomo la construcción de un gnomon de la meridiana solar para calcular la fecha de Pascua mediante el control de los equinoccios. Se trata de una columna de mármol que marca la hora mediante la sombra que proyecta en el suelo.

Gracias a la existencia del gnomon la iglesia se salvó de ser destruida durante la Revolución Francesa y hoy se conserva en óptimas condiciones.

La Iglesia de Saint Sulpice resulta imponente tanto desde el exterior como cuando se accede a ella. Sus enormes paredes y columnas de piedra desnuda le proporcionan un aspecto inacabado que también puede verse en una de sus torres.

Uno de los principales atractivos de la iglesia son los frescos de Delacroix, situados a la derecha de la entrada, en la Capilla de los Ángeles. También se puede observar una figura de San Pedro (similar a la de la Basílica de San Pedro en El Vaticano) con el pie desgastado por las caricias de miles de fieles.

En la actualidad aún se realizan conciertos con el impresionante órgano de tubos que data de 1862.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios