River e Independiente jugaron en el Monumental. (Juan Manuel Foglia)

Con tantos de Julián Alvarez, Ignacio Scocco y Lucas Pratto, el equipo conducido por Marcelo Gallardo se impuso por 3-0 y quedó muy cerca de la clasificación a la próxima Copa Libertadores. El Rojo terminó con 10 por la expulsión de Figal.

En la continuidad de la vigésima tercera fecha de la Superliga, en un encuentro que se desarrolló en el estadio Monumental, River derrotó por 3-0 a Independiente y quedó muy cerca de la clasificación a la Copa Libertadores de América 2020.

Fue de ida y vuelta el primer tiempo. Independiente se mostraba más peligroso en el arranque y lastimaba cuando lo atacaba a River, pero el equipo conducido por Marcelo Gallardo fue el que tuvo en una ráfaga dos clarísimas para abrir el marcador.

En la primera, Ignacio Scocco quedó completamente solo y encontró una enorme atajada de Martín Campaña, mientras que en la segunda Alan Franco, en la línea, evitó el tanto de Matías Suárez.

Después de ese mal momento, el equipo de Avellaneda logró salir del asedio y tuvo una muy buena chance para convertir por intermedio de su jugador más peligroso, Cecilio Domínguez.

 

El arranque del complemento tuvo a Independiente como el gran protagonistas. Armani tapó bien ante un zurdazo de Juan Sánchez Miño, Bruno Zuculini evitó con un buen cruce el tanto de Martín Benítez (se demoró más de la cuenta) y Alan Franco estrelló un cabezazo en el travesaño.

 

Los conducidos por Ariel Holan eran superiores, pero en un abrir y cerrar de ojos pasó a perderlo por dos: primero, Julián Alvarez, un minuto después de reemplazar al lesionado Juan Fernando Quintero (salió muy dolorido en la rodilla) abrió el marcador y, luego, Martín Campaña se equivocó en la salida, le hizo falta a Matías Suárez e Ignacio Scocco aumentó el marcador.

 

Al encuentro le quedó el estreno del colombiano Jorge Carrascal, el tanto de Lucas Pratto y la violenta patada de Nicolás Figal a Ignacio Fernández que dejó al Rojo con 10 futbolistas.

 

Compartir

Comentarios