A tono con sus declaraciones desde su llegada, Caruso elogió y tildó de heroico el papel del hincha Santo.

El técnico de San Martín aseguró que se comprometió a disputar los compromisos por Copa Argentina y la Copa de la Superliga. Su futuro estaría lejos de Tucumán.


El día después y los ánimos por el piso, correspondientes a un descenso que se consumó con la derrota ante Boca, significa el primer paso para la reconstrucción de un San Martín que aún debe disputar, al menos, cuatro partidos como equipo de Primera División. Y en esa construcción es fundamental el rol de DT. Ricardo Caruso Lombardi puso en duda su continuidad durante la B Nacional al mando del equipo tucumano.

"En principio tenía arreglados estos partidos, la Copa Argentina y los de la Copa de la Superliga", indicó el entrenador en diálogo con Viva la Tarde, por LV12, que además evidenció motivos familiares y laborales que podrían derivar en su desvinculación: "lo mío pasa por una cuestión de obligaciones que muchas veces tengo que ver cómo las soluciono. Son problemas de trabajo privado y familiar, toda la historia que pasa cuando uno vive en cierto lugar". 

"Yo creo que hay que dejar una base de equipo, es fundamental. De este equipo creo que hay muchos jugadores para el Nacional B", consideró Caruso al ser consultado por una opinión, independientemente de si se queda o no, y se explayó: "seguro hay que hacer una limpieza, pero tener conciencia de lo que haces. A mí me pasó en Quilmes, donde dejé una base y me empezaron a traer jugadores de la categoría, ese año ascendimos".

Compartir

Comentarios