Los ciudadanos iraníes fueron detenidos el fin de semana tras haber ingresado al país con pasaportes falsos.

Se trata de los ciudadanos extranjeros que ingresaron con pasaportes falsos. Podrían ser deportados en caso que la Justicia constate las irregularidades denunciadas.

 

 En el gobierno tomaron medidas disciplinarias por el “error humano” que permitió el ingreso de los dos iraníes a la Argentina, al cesantear a los dos agentes de migraciones y su supervisor que participaron del operativo en el aeropuerto de Ezeiza, al tiempo que estudian expulsar del país a los jóvenes detenidos en caso que la justicia confirmara el delito.

Se trata de los ciudadanos iraníes detenidos el fin de semana tras haber ingresado al país con pasaportes falsos y que por la tarde fueron indagados en Comodoro Py por el juez federal Luis Rodríguez y el fiscal Jorge Di Lello. Mashoreh Sabzali, de 30 años, y Saijad Samiel Naseran, de 27 años, quienes ingresaron al país a través del aeropuerto de Ezeiza con documentos falsos, hecho que generó que dos empleados de Migraciones se encuentren bajo sumario, y suspendidos, a la vez que se allanaron sus domicilios, y el supervisor de guardia, Adolfo Naldini, tambièn fue cesanteado en su cargo. En este sentido, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, atribuyó el incidente a ‘fallas humanas, siempre pueden existir, hay que minimizarlas en este caso a través de una mayor capacitación’ de los empleados.

Fuentes de esa cartera, de donde depende la Dirección de Migraciones, deslizaron que los jóvenes imputados podrían ser deportados en caso que la justicia constate las irregularidades denunciadas.

En la conferencia de prensa posterior a la reunión de gabinete de ayer, el titular de Justicia, Germàn Garavano, confirmó que en su raid los iraníes cambiaron de hotel en tres ocasiones. ‘Por supuesto que se tomaron todos los recaudos necesarios a raíz del conocimiento de ingreso de estas dos personas que habían falsificado un instrumento público como es el pasaporte’ y remarcó que ‘se están haciendo todas las investigaciones del caso y, por supuesto, reforzando las medidas de seguridad’.

En esa rueda de prensa, el ministro Frigerio intentó minimizar la polémica por el ingreso irregular de los sospechos al asegurar que ‘a partir de la incorporación de tecnología’ que en años anteriores no existía, la detención de los dos iraníes que ingresaron al país con pasaportes falsos, ‘salió a la luz’. En este sentido, puntualizó que el país ahora cuenta ‘con mecanismos de seguridad que antes no existían, como la base de Interpol, y el sistema de alertas tempranas de los vuelos que vienen del exterior y una seguridad reforzada en cada puesto de frontera del país’.

Y sostuvo que los acusados ‘venían también de otros países europeos, así que evidentemente siempre puede haber un error en los ingresos; los errores se subsanaron (ya que) estas personas están detenidas, que es lo importante, y las personas que cometieron el error están cesanteadas en sus funciones’.

 

Fuente: Diario Popular

Compartir

Comentarios