Basados en la experiencia de años anteriores, en el Ministerio de Salud se evaluaron cuáles son los pacientes en riesgo donde hay que hacer hincapié en los esfuerzos preventivos.

 

En el marco de una nueva sala de situación epidemiológica, presidida por el asesor médico del Ministerio de Salud Pública, doctor Alfredo Bunader, se realizó una exposición en la que se analizaron las características con las que se presentan anualmente las enfermedades respiratorias.

El responsable de la División de Salud Respiratoria, doctor Ernesto Ways, dijo que basados en la experiencia de años anteriores se evaluó cuáles son los pacientes en riesgo donde hay que hacer hincapié en los esfuerzos preventivos. “También analizamos cómo se prepara el sistema para afrontar el incremento de las consultas e internaciones por patologías respiratorias, fundamentalmente bronquiolitis. Mostramos nuevas metodologías que evitan la internación. Pero si se da, con esto logramos que sea menor el daño que se produce. Así intentamos descomplejizar los servicios de internación”, detalló.

Con respecto a estas metodologías, el especialista explicó que la que ya se viene incorporando desde hace dos años es el alto flujo de oxígeno, que consiste en un instrumento que mezcla aire con oxígeno, lo calienta y lo humedifica, obteniendo presiones de hasta 15 litros. “Otra es la ventilación no invasiva, que puede obtener hasta flujos de 60 litros por minuto”, agregó.

Cabe destacar que Tucumán tiene una de las cifras más bajas del país en muertes domiciliarias, cuyo alto porcentaje es por enfermedades respiratorias.

Compartir

Comentarios