Marcelo Fernández de la Unión Cañeros del Este manifestó su preocupación por la situación que atraviesa el sector. El dirigente pide a la provincia que intervenga ante la Nación para el otorgamiento de créditos blandos.



El sector cañero es uno de los más golpeados por la política económica implementada por el gobierno nacional. Desde la Unión Cañeros del Este manifestaron su preocupación en este sentido y se mostraron desalentados por la inacción que pueden avizorar a futuro. 

"La verdad que nosotros no tenemos mucha esperanza de que cambie la situación. No vemos que el gobierno nacional reaccione. La devaluación golpeó al sector muy duro y nosotros vemos con demasiada precupación la situación en cuanto a la falta de financiación. La verdad que la situación es grave", expresó Macerlo Fernández, referente de los cañeros. 

Ante este panorama, adelantó que pedirán al gobierno provincial que intervenga ante la Nación para que se les otorguen créditos blandos a los fines de salvaguardar la situación de 4000 cañeros chicos. 

"Lo expresamos con tiempo para ver si nuestro gobernador puede intervenir ante el gobierno nacional. Hoy estamos tratando de salir en todos los medios y tratando de llegar al ministro de la Producción para gestionar algún tipo de créditos blandos o algún préstamos a una tasa del 17% y no del 30% para que pueda ser viable", precisó.

Los cañeros chicos representan el 17% o el 20% de la producción de azúcar y abarca cerca de 4000 productores que van entre cero y 50 hectáreas, detalló Fernández.

"La mayoría están asentados en el interior de la provincia y la verdad que sería grave si el cañero chico desaparece", advirtió. 

Compartir

Comentarios