Negó además los rumores que lo vinculan a otro hombre.

Verónica Monti afirmó sus ganas de viajar a Tucumán para acompañar al cantante nueve días después de su caída en el Teatro Mercedes Sosa. Alegó la edad de sus hijos y falta de medios para el traslado.

En medio de la recuperación de Sergio Denis en Tucumán, donde los últimos partes médicos hablan de una mejoría en la salud del cantante, su novia Verónica Monti dio un móvil a Intrusos (América) en el que dejó algunas definiciones polémicas.

Sobre todo porque tanto Jorge Rial como el resto de los panelistas, le cuestionaron su presencia mediática y su ausencia en la clínica donde el cantante la necesitaba mientras se debatía entre la vida y la muerte.  

“Estoy rota”, dijo cuando le recriminaron que se mostraba muy fría adelante de las cámaras de TV. “No fui en un primer momento a Tucumán pero no descarto la posibilidad de ir. No es simple para mí viajar porque tengo hijos de 3 y 5 años. Soy mamá sola y no tengo mucha familia para dejarlos. Tal vez pueda hacer un viaje relámpago. Aunque sea para abrazarlo o agarrarle la mano si es que me lo permiten. Estoy barajando la posibilidad de ir. Me muero de ganas de estar con él y si se despierta me gustaría estar ahí", reconoció.

Fue entonces cuando el conductor del ciclo le dijo que "Sergio estuvo a punto de morirse agonizando, te necesitaba al lado y vos no fuiste". “Lo pienso todo el tiempo. Pero me cuesta mucho dejar a los nenes. No descarto hacer un viaje relámpago. La familia no me importa. Somos todos grandes y no creo que me saquen corriendo del hospital”, sostuvo ante la consulta de la mala relación que se generó con ellos.

"La familia no me conoce, más allá de la relación que tuvimos con los hijos en la adolescencia. Está bien que ahora estén todos juntos acompañándolo allá. Antes, si él no tenía relación con su familia imaginate que yo como su pareja mucho menos. En su momento les escribí a los hijos por facebook como vecina, diciéndoles que su padre estaba abandonado y nadie lo cuidaba. ¿Sabés que me contestaron?, insulto y bloqueo”, reveló aclarando por qué se llevaba mal con la familia.

Ante la insistencia de su ausencia al lado de su pareja, Verónica cambió de opinión con respecto a lo que venía declarando los días anteriores. “Sí, obvio que me gustaría ir a Tucumán. Sergio entendía mi dinámica familiar y se lleva genial con los nenes. él no criticaría mi ausencia allí porque sabe que soy mamá full time. Ser mamá sola no es fácil”, se excusó.

Rial le comentó que tal vez podrían ayudarla en el tema económico para que pueda ir a Tucumán.  “Sí, si me dejan darle un abrazo o un apretón de manos creo que ayudaría y a él le haría muy bien”, respondió entusiasmada.

Sobre el final de la charla, Rial quiso saber cómo había comenzado la historia de amor entre ellos. "La vida nos volvió a cruzar hace un año. Solo tengo un registro de él cuando yo era adolescente en un cumpleaños de su hija, pero nada más. En el edificio él está en planta baja y yo en el tercero. Y cada vez que entro y salgo hago ruido por el movimiento con los chicos. Empezamos a tener buena onda y a charlar cada vez más".

“En la primera conversación que tuvimos en el edificio le conté que conocía a sus hijos y que habíamos ido a la misma escuela. Cuando nos fuimos conociendo más me fue revelando la mala relación con ellos. Yo le preguntaba por qué no venían a visitarlo y ahí me fue contando los conflictos que tenía”, recordó acerca de los inicios de la relación.

Fuente: Clarín.

Compartir

Comentarios