Pablo Lescano en pleno show.

El cantante habló en Twitter acerca de las palabras que lanza al inicio de "Me vas a extrañar", uno sus hits.

Antes de tocar su clásico teclado, aquel que cuelga con una correa de sus hombros (como una guitarra) y tiene estampada el fusil de asalto AK-47, Pablo Lescano se dirige a su público y lanza: "¡ATR perro cumbia cajeteala piola gato!". Recién después, aún cuando la cantante Viru Kumbieron -quien lo acompaña en el escenario- ya había realizado un breve recitado, da comienzo "Me vas a extrañar", aquel tema que en su letra -cargada de desamor y desengaño- se desgarra en un lamento: "Los besos de mi boca no fueron suficientes para que te quedaras conmigo para siempre …".

La canción es un hit: son miles los que la cantan. La frase de Lescano todavía más: son otros miles los que la repiten hasta el hartazgo (sobre todo la primera parte). Y sin embargo, la mayoría no comprende su significado, creyendo que se trata de una simple arenga, cuando no de una aleatoria combinación de palabras. Y no, nada de eso.

Fue el propio líder del grupo de cumbia Damas Gratis quien explicó de qué se trata aquella seguidilla que, para los improvisados, puede resultar un verdadero trabalenguas. Y ante la consulta de un seguidor en su cuenta de Twitter, contó que en rigor no es una frase sino dos, y de sentidos disimiles. Más bien, antagónicos.

"Es mucho más complejo el contenido de la frase -advirtió Lescano en el preámbulo de su revelación-. Es difícil explicártelo con letras (palabras), no tienen sentimientos". Y contó entonces que se refiere al "retrato de dos personas y sus estados de ánimo", opuestos, claro.

El primero, reflejado en aquel "ATR perro cumbia", se encuentra "a todo ritmo". La sigla de estas tres palabras es muy utilizada por los adolescentes en las redes sociales para definir un estado de euforia. En cambio, "cajeteala piola vago" habla de una situación de tristeza, depresión, desánimo. "Está bajón, cajeteándola piola -según aclara el cantante-. Pensativo, mal de amores". Y concluye: "Es solo para entendidos".

Aunque desde ahora, ya muchos podrán comprenderlo. Y quizás, cada vez que le den play a un video que ya tiene ¡más de 150 millones de reproducciones! en YouTube, decir la frase (o las frases, en rigor) con total propiedad.

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios