La Reunión Anual de las Asambleas de Gobernadores de ambas instituciones iba a realizarse en Chengdu, China.

El Banco Interamericano de Desarrollo dio marcha atrás con la celebración del encuentro que iba a realizarse la próxima semana. Beijing le negó la visa a un delegado impulsado por Guaidó.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dio este viernes marcha atrás a la celebración de su asamblea anual en China, que estaba prevista para la próxima semana, después de que Pekín se negara a conceder el visado a Ricardo Hausmann, el delegado del líder opositor venezolano Juan Guaidó ante este organismo.

El BID, con sede en Washington, detalló en un comunicado que su directorio y el de la Corporación Interamericana de Inversiones (BID Invest) "aprobaron hoy una resolución por la que la Reunión Anual de las Asambleas de Gobernadores de ambas instituciones no se llevará a cabo en Chengdu (China)".

Fuente: EFE.

Compartir

Comentarios