La inflación se aceleró más de lo esperado debido a una combinación entre la suba de los precios regulados y la llamada inflación núcleo

Dos consultoras privadas proyectaron que la inflación estará empujada por las subas de los productos alimenticios como la carne, los lácteos y los panificados.

Consultoras privadas consideraron que estará afectada por las subas de productos alimenticios como la carne, lácteos y panificados. 

“A comienzos de marzo teníamos una proyección de 3 % para el mes pero hoy ha cambiado el escenario y la estimación es que la suba se acercará al 4%”, le dijo a este diario Nicocás Crespo, analista económico de Elypsis.

Para el especialista, la inflación se aceleró más de lo esperado debido a una combinación entre la suba de los precios regulados y la llamada inflación núcleo, que es la que integran los alimentos que no tienen un componente estacional.

“Según nuestras mediciones en el caso de los regulados hubo ajustes en electricidad (14%), transporte (8,6%), combustibles (2,6%), educación (8%) y cigarrillos (7%), a lo que le sumó una suba más pronunciada de lo previsto en alimentos como carne, lácteos y panificados”, señaló Crespo.

Según el analista, en el caso de la carne se trata de una corrección de precios que venía postergada ya que el precio en dólares estuvo el año pasado por debajo del histórico de este consumo.

En este contexto, la carne vacuna marcó alzas de 8% promedio en la primera quincena de marzo pese a que se registró una fuerte retracción del consumo y acumuló desde principio de año una suba promedio del 29 %.

En tanto el pollo, tradicional sustituto de la carne de vaca, pegó un salto del 10% en apenas dos semanas acompañado en ese ascenso por la carne porcina y el pescado.

Por su parte, los panificados y las pastas, vinculados al precio internacional del trigo y la harina, se encarecieron 2,2% en la primera quincena de marzo, mientras que los lácteos subieron 4%, afectados por la restricción de oferta de leche a causa de factores climáticos.

En esa misma tendencia, las verduras mostraron incrementos de 3% en la primera quincena de marzo influidos por las subas en combustibles y el peaje para transportes.

Así, los productos alimenticios muestran para el mes de marzo incrementos por encima del nivel general de precios.

El economista en jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, describe escenario similar en donde el protagonismo de alimentos y regulados llevan el IPC al 3,8%, un nivel similar a febrero.

En declaraciones a El Cronista, Rajnerman explicó que marzo suele ser un mes de muchas subas estacionales “y este no es la excepción”. El economista subrayó que a las alzas habituales del inicio del año, el arrastre de los precios mayoristas (que escalaron 3,4% y el incremento de 7% en los productos agropecuarios, se sumó el traspaso de la devaluación.

El economista señaló que la suba de las carnes, que promedió 7,6% en la quincena para los cortes vacunos, porcinos y aviares, se mantiene en línea con los registrado en el primer bimestre, como parte de un reacomodamiento de esos valores que venían resagados respecto de otros precios de la economía.

En cuanto al comportamiento de los precios frente a la subida del dolar (este viernes cerró a $ 42,80), Crespo consideró que “si el salto se mantiene en el tiempo va a haber traslado a precios”.

En este sentido el especialista explicó que “esta semana hubo un contexto global poco favorable para las monedas emegentes que se devaluaron frente al dolar, pero si el lunes o martes se estabiliza el escenario no vemos razones para que haya transferencia a precios”.

Fuente: Popular

 

Compartir

Comentarios