Sajjad Naseran y Mashoreh Sabzali fueron procesados y, por el momento, aguardarán las indagatorias desde la cárcel, según lo disputos el juez Luis Rodríguez.

La Justicia argentina dictó el procesamiento con prisión preventiva a los dos ciudadanos iraníes que ingresaron al país procedentes de Europa con documentos falsos, después de haber sido detenidos hace unos días en Buenos Aires.

El juez federal Luis Rodríguez procesó ayer con prisión preventiva a los dos ciudadanos iraníes que ingresaron en la Argentina, provenientes de Europa, con documentos falsos, informaron fuentes judiciales.

Sajjad Naseran y Mashoreh Sabzali fueron procesados por hacer "uso de un documento o certificado falso o adulterado", informaron fuentes con acceso al expediente que permanece bajo secreto de sumario.

Naseran, de 27 años, y Sabzali, de 30, habían ingresado en la Argentina el 12 de marzo por el aeropuerto internacional de Ezeiza, donde llegaron en un vuelo de Air Europa proveniente de España.

Para ingresar en nuestro país utilizaron pasaportes a nombre de los ciudadanos israelíes Netanel Toledano y Rivka Toledano, documentación que estaba denunciada como perdida o robada, según surgió del alerta que se disparó en el control de Migraciones donde, de todas formas, los dejaron pasar. Esa situación derivó en sumarios internos y suspensiones al personal que había chequeado esa documentación en el aeropuerto de Ezeiza.

Tras entrar en la Argentina quedaron bajo seguimiento de distintos organismos de seguridad y, una vez que Interpol confirmó que la documentación que utilizaron había sido denunciada, fueron detenidos en un apart hotel ubicado en el barrio porteño de Abasto.

Fuentes judiciales sostuvieron que los acusados no utilizaron específicamente los pasaportes denunciados, sino que portaban documentos falsos con las identidades de las personas cuyos pasaportes habían sido perdidos o robados, según consignó la agencia Télam.

Además de detenerlos, la Justicia les secuestró al menos dos teléfonos celulares: en uno de ellos figuraban las fotos de sus supuestos verdaderos pasaportes.

El primero en prestar declaración indagatoria el último lunes fue Sajjad Naseran quien sostuvo que llegó a la Argentina tras escaparse de Irán por un caso de adulterio: aseguró que se enamoró de una mujer casada y que debió irse con documentación falsa para no ser detenido.

En su declaración, siempre en inglés, aseguró que ahora estaba en pareja con Mashoreh Sabzali a quien conoció en España y con quien compró los documentos con los que juntos ingresaron a la Argentina.

De acuerdo con la investigación judicial, antes de ser detenidos en la Ciudad de Buenos Aires, Naseran realizó una llamada telefónica desde un teléfono celular que, según declaró, habría sido a un abogado experto en temas migratorios, contacto que habría buscado en Google.

Fuentes judiciales sostuvieron que el fallo fue informado a la Dirección Nacional de Migraciones pero aclararon que no se procederá a una eventual trámite de deportación hasta tanto el procesamiento de los acusados esté firme.

La intención del Gobierno es deportar a la pareja de iraníes, cuyo sospechoso movimiento generó alarmas antiterrorista. Es más, la captura de los dos sospechosos estuvo a cargo de la unidad de la Policía Federal especializada en acciones antiterroristas. En el momento del arresto se desplegó un operativo con brigadas establecidas en 40 manzanas, con el objetivo de cercar el área y evitar cualquier intento de fuga.

Fuente: La Naciòn

Compartir

Comentarios