Cecilia Roth junto con sus amigos actores y su hermano, quienes no tuvieron más que palabras de admiración para ella

La actriz fue distinguida con Premio Retrospectiva – Málaga Hoy por su trayectoria en el cine nacional y español.

El cine argentino volvió a ser protagonista en el Festival de Málaga. En una noche de gala en el mítico Teatro Cervantes, la actriz Cecilia Roth fue distinguida con Premio Retrospectiva – Málaga Hoy por su trayectoria en el cine nacional y español. Fue una de las noches de cierre de la exitosa 22 edición del Festival de Málaga.

La entrega del premio fue conducida por la actriz Pastora Vega, amiga de la artista argentina desde hace 34 años. Ella tuvo el placer de abrir esta noche tan especial: "Es indudable que este galardón siempre mira atrás reconociendo la cantidad y calidad de los trabajos profesionales, una buena forma de agradecer al premiado por todo lo que ha hecho. Pero cuando esto llega a una mirada hacia adelante todo se tiñe de un color muy especial".

Luego de un emotivo video donde ella misma repasó a los personaies más importantes que le tocó interpretar, llegaron las palabras de aquellos que más la conocen y aprecian. Subieron al escenario su hermano, el músico Ariel Rot, que recordó cómo fue su infancia con Cecilia: " Soy su primer espectador y también su primer admirador. Ella empezó actuando para mí y fue fascinante compartir todo ese desarrollo. Con el tiempo crecimos y se convirtió en una actriz espectacular que ya no actúa solo para mí, sino para el mundo entero. Los Roth somos una familia unida y muy agradecida. Tenemos motivos para serlo".

Al discurso, también se sumaron los actores españoles Loles León y Carlos Areces que la homenajearon contando divertidas anécdotas que los unen con Roth, que no tardó en subir a recibir el premio ovacionada por el público que había llenado la sala: "Sólo puedo agradecer y sentirme honrada. Recibir este premio significa el reconocimiento de un recorrido vital, pues la carrera y la vida se unen siempre. Son una misma cosa".

Una carrera entre dos orillas

Horas antes del galardón, la actriz brindó una conferencia de prensa donde se refirió a su vida profesional junto con el director del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar: "No me gusta mucho la palabra carrera. Prefiero pensarlo como una vida y que la sumatoria de trabajos y oficios es parte de la misma. Siempre hice lo que honestamente quería hacer y tener la certeza intuitiva de ponerme en el lugar que quería estar. Además, tuve mucha suerte de estar en el lugar y momento indicado y estoy muy agradecida de haber recorrido un largo camino lleno de satisfacción".

Con respecto a sus primeros maestros, aquellos directores que marcaron su camino en la actuación, ella remarcó: "De Iván Zulueta y Pedro Almodóvar me atraían sus universos tan particulares. Eran nuevos, libres y novedosos". El arte es la libertad de creación, no ponerse límites, no autocensurarse, ir al fondo de uno mismo". También recordó sus trabajos con Adolfo Aristarain, quien la convertiría en la primera actriz extranjera en ganar un Goya por su papel en la película Martín Hache: "Fue una persona clave en mi vida profesional. Lo conocí en la primera película que hice en mi vida que se llamaba No toquen a la nena cuando tenía 16 años. Se filmó en 1976, la dirigió Juan José Jusid y Adolfo era el asistente de dirección y el que realizó el casting. Llevamos una larga amistad y una larga experiencia en esta aventura del cine, por eso lo extraño mucho como director".

La actriz tuvo palabras de agradecimiento hacia España que se ha convertido en su segundo hogar luego que su familia tuviera que exiliarse durante la última dictadura militar: "Venía de un país donde había que cerrar las persianas para no escuchar las sirenas en las calles, un país oscuro en el que por el solo hecho de ser joven eras sospechoso. En España perdí el miedo que tenía en Argentina. Empecé a trabajar muy pronto y me inserté en esta nueva generación que hacía cine. Un cine que hablaba mucho de la Guerra Civil y todo lo que no se había podido hablar hasta entonces. También empezaba a nacer otro cine, el de Almodóvar, con más desparpajo, menos solemne, y que hablaba del presente y futuro, que fue a la mirada que me asocié pronto".

Para finalizar, la actriz fue muy crítica acerca de las cuestiones de igualdad de género que se viven en la industria cinematográfica: "Las mujeres seguimos luchando con sororidad para que haya verdaderamente un cambio delante y detrás de las cámaras. No hay igualdad ni desde el punto de vista económico ni desde el punto de vista del volumen de historias y personajes. Son más todavía las historias de hombres en las que el personaje de la mujer apoya la historia del varón".

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios