La maniobra tuvo lugar el miércoles 20, coincidiendo con la última superluna de este año.

Autoridades de la localidad californiana tuvieron que aclarar que el avistaje realizado el pasado miércoles fue un acto de paracaidismo realizado por una marca de bebidas energéticas.

Esta semana, una extraña luz cruzó el cielo nocturno de Los Ángeles (California, Estados Unidos), provocando un gran alboroto entre la población. Muchos consideraron que el misterioso evento se debía a la caída de un meteorito, e incluso algunos pensaron que podía ser una nave extraterrestre. Sin embargo, la explicación resultó ser más prosaica: se trataba de una acrobacia aérea organizada por la compañía Red Bull.

Debido a la confusión que el avistamiento provocó en las redes sociales, el Departamento de Policía de Los Ángeles tuvo que intervenir para tranquilizar a los habitantes de la ciudad y recordarles que viven en el corazón de la industria cinematográfica de Hollywood. "Un meteorito no se estrelló en el centro de Los Ángeles, y no, tampoco es una invasión alienígena, solo se trataba de una filmación", escribió el departamento policial en Twitter.

Posteriormente, la compañía de bebidas energéticas anunció que el "meteorito" o "bola de fuego" que iluminó el cielo eran en realidad miembros de la "Fuerza Aérea de Red Bull" que saltaron con un traje de alas sobre el centro de la metrópoli desde un helicóptero.

La maniobra tuvo lugar el miércoles 20, coincidiendo con la última superluna de este año.

Fuente: RT.

Compartir

Comentarios