Para gestionar una cita con un especialista, comunicarse con Salud Escucha 0-800-4444-999 o dirigirse al efector en avenida Avellaneda 750, San Miguel de Tucumán.

También conocidos como fibromas son tumores que se forman en la pared muscular del útero, y que desde el punto de vista oncológico son benignos pero tienen un crecimiento dispar. El servicio de Ginecología atiende de lunes a viernes de 8 a 12, con turnos programados.

También conocidos como fibromas, los miomas son tumores que se forman en la pared muscular del útero, y que desde el punto de vista oncológico son benignos pero tienen un crecimiento dispar. De acuerdo a su morfología y presentación, el servicio de Ginecología del Hospital Centro de Salud brinda terapia, medicación o cirugía gratuitas a mujeres con esta patología.

“Una de cada cinco mujeres tendrá miomas dentro del periodo fértil, y llegando a los 50 años de edad, el 50 por ciento de ellas puede presentar fibroma. No se sabe bien cuál es el origen de los miomas uterinos, pero conocemos que son hormonodependientes, es decir dependen de hormonas como el estrógeno y hay una variedad en la forma de presentación clínica. Hay personas que tienen miomas pequeños y se necesita microscopio para verlos, y hay otros que pueden medir hasta 12 cm y pesar hasta un kilo”, explica al respecto, Martín Audi, médico de planta del servicio de Ginecología del Centro de Salud.

Ante esas diversas presentaciones, también existe una variedad en cuanto a la clínica. Hay mujeres que pueden ser totalmente asintomáticas entonces solo deben asistir a sus controles habituales y no necesitan tratamiento. Y hay otras, que sí tendrán problemas como el sangrado en la menstruación prolongada, y en la intensidad con mayor cantidad. Eso puede dar como consecuencia anemia, dolor abdominal o lumbar, e incluso esterilidad.
“Teniendo en cuenta esta sintomatología veremos el tratamiento. Tenemos medicación hormonal para poder controlar el ciclo menstrual, que la mujer estimule poco su endometrio y sangre poco. Luego tratamientos más agresivos como por ejemplo, inhibir el eje hormonal para que la mujer durante tres meses esté sin ciclos hormonales inhibiendo el ovario, y estos tumores que son hormonodependientes reducen de tamaño y permiten cambiar el status clínico de la paciente. Y a veces no se puede resolver con medicación y se requieren cirugías”, detalla el profesional.

Entre las mujeres que no tendrán más hijos y si la cirugía está indicada, se realiza una histerectomía; mientras que, si la mujer quiere conservar el útero porque quiere seguir pariendo, se trata de hacer cirugía conservadora.

“Los abordajes quirúrgicos que tenemos pueden ser por vía vaginal con histerectomía para cuando los miomas están cerca del endometrio, entonces por vía baja se los puede resecar. Después tenemos cirugías por vía abdominal que puede ser por abordaje laparoscópico o convencional de acuerdo al tamaño que tenga. Los miomas tienen ubicaciones distintas y diversos tamaños. Todo eso hace que aumente o disminuya la complejidad de la cirugía y determine cuál será el tratamiento elegido”, comenta Audi.

Y aclara que esta enfermedad se recibe mucho en el servicio, la mayoría son mujeres con la patología asintomática: “Consultan generalmente porque los miomas crecieron mucho y están dando un tumor ocupante donde hay dolor o sangrado. La mayoría de las consultas de los miomas que dan sintomatología es por el sangrado y la anemia. No se puede prevenir, pero sí hacer un diagnóstico y tratamiento oportuno”, sostiene el médico especialista.

El servicio de Ginecología atiende de lunes a viernes de 8 a 12, con turnos programados. Para gestionar una cita con un especialista, comunicarse con Salud Escucha 0-800-4444-999 o dirigirse al efector en avenida Avellaneda 750, San Miguel de Tucumán.

Compartir

Comentarios