Theresa May vio este lunes cómo el Parlamento aprobaba una enmienda para votar opciones diferentes a su acuerdo para el Brexit.

La primera ministra británica, Theresa May, recibió este lunes un nuevo golpe a su plan de salida de la Unión Europea para Reino Unido.

Por 329 votos a favor y 302 en contra, los diputados respaldaron realizar dicha votación el próximo miércoles sobre distintas opciones de salida de la UE que, sin embargo, no será vinculante para el gobierno.

"Simplemente detengan la locura": la marcha masiva en Londres para pedir que la población tenga la decisión final sobre el Brexit

May, de hecho, rechazó comprometerse a cumplir con el resultado en caso de que alguna alternativa lograra el visto bueno de la mayoría.

"Un voto indicativo es exactamente eso, indicativo, y los miembros de esta Cámara no pueden esperar que el gobierno les dé simplemente un cheque en blanco a cualquier votación que se apruebe", advirtió.

La lista de las posibles alternativas no está decidida, pero podría incluir opciones como abandonar la UE sin acuerdo, convocar un segundo referéndum, negociar una relación más cercana con el mercado único o suspender la ruptura.

Treinta diputados del Partido Conservador de May votaron en contra del gobierno, incluidos tres (Richard Harrington, Alistair Burt y Steve Brine) que renunciaron a sus cargos en distintos ministerios.

Cualquier opción que se llegara a aprobar en el Parlamento, en caso de que ocurriera, deberá lograr después la aprobación de un gobierno cada vez más dividido.

Fuente: bbc.com

Compartir

Comentarios