Lugar del enfrentamiento con la Policía Federal.

El caso se registró el 15 de noviembre de 2018, cuando se produjo un hecho de sangre a raíz de un enfrentamiento, entre policías federales y unos malvivientes.

Encontrándose concluida, en cuatro meses, la investigación penal preparatoria, la doctora Adriana Giannoni, quien subroga la Fiscalía Especializada en Homicidios II, formuló el requerimiento de elevación a juicio contra Juan Manuel Peralta, acusado del crimen del Policía Federal, Ariel Rebollo.

El caso se registró en la tarde del jueves 15 de noviembre de 2018, cuando se produjo un hecho de sangre a raíz de un enfrentamiento, entre policías federales que se encontraban realizando tareas investigativas de manera reservada y unos malvivientes.

Peralta fue imputado por robo agravado por el uso de arma de fuego en concurso ideal con homicidio agravado en contra de la víctima Rebollo; en concurso real con el delito de tentativa de homicidio agravado en contra de Damián Horacio Gallichio, quien también es miembro de la Policía Federal. Además, se formuló el sobreseimiento en favor de Jorge Fabián González, otro integrante de la misma fuerza de seguridad, que en la oportunidad repelió la agresión que sufrieron sus compañeros de fuerza.

El hecho se registró alrededor de las 15.30 horas del jueves 15 de noviembre pasado, en la autopista Tucumán-Famaillá, a la altura de calles Cuba y Guatemala del barrio Costanera, en circunstancias que empleados de la Policía Federal, vestidos de civil, en cumplimiento de sus funciones, arribaron al lugar en un furgón.

El cabo primero Pablo Ariel Rebollo descendió de dicho rodado a los fines de levantar el capot del vehículo y acomodar unos conos en la parte trasera del mismo, simulando un desperfecto técnico, con el objeto de comenzar con una medida ordenada por la Justicia Federal.
Mientras, Gallichio se encontraba en la parte trasera de la camioneta manipulando una cámara de larga distancia y González se ubicaba en el asiento de acompañante.

En ese momento, Peralta se acercó en una moto negra junto a Lucas Gabriel Albarracín con la intención de apoderarse ilegítimamente de pertenencias del personal policial que estaba vestido de civil.

Rebollo alzó la voz de “alto policía” y Peralta haciendo caso omiso extrajo de entre sus ropas y arma de fuego y disparó contra el uniformado, que falleció horas después en el Centro de Salud.

Gallichio descendió de la parte posterior de la camioneta y comenzó a repeler el ataque contra  Rebollo, realizando disparos con su arma reglamentaria. Peralta escapaba por un terraplén mientras disparaba contra Gallichio.

A raíz de estos enfrentamientos, el cómplice de Peralta, Lucas Gabriel Albarracín fue herido mortalmente. Peralta, en tanto, fue herido en la zona lumbar y en una pierna, siendo aprehendido a la altura del puente Lucas Córdoba.

En relación a la muerte de Albornoz, se pudo establecer a través de la pericia balística realizada por el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), que el proyectil extraído de su cuerpo correspondía al arma del policía González, quien resultó sobreseído por considerarse que actuó en legítimo ejercicio de su cargo.

Compartir

Comentarios