Vargas Llosa en el VIII Congreso Internacional de la Lengua española que se desarrolla en Córdoba.

Palabras formuladas por Vargas Llosa, el Nobel peruano, durante el VIII Congreso Internacional de la Lengua española que se desarrolla en Córdoba. Afirmó la importancia de los inmigrantes del Viejo Continente para imponer la lengua castellana en Latinoamérica.

El Nobel peruano Mario Vargas Llosa dijo este miércoles que " América era una torre de Babel antes de la llegada de los europeos", que el castellano "introdujo conciencia moral en Latinoamérica" y que "las academias no crean la lengua, la crean los hablantes y escribientes, las academias recogen eso que hacen quienes hablan un idioma".

De esta manera Vargas Llosa dejó inaugurado el VIII Congreso Internacional de la Lengua española, que hasta el sábado próximo se celebra en la ciudad de Córdoba, y cuya próxima edición se realizará en 2022 su ciudad natal, Arequipa, según anunció durante el acto realizado en el teatro Libertador San Martín, ante la presencia de los Reyes de España y el presidente Mauricio Macri.

"No se ponen de acuerdo sobre cuántas lenguas y dialectos existían en América Latina a la llegada de los españoles y de los portugueses -por lo menos 1.500 dicen unos, otros elevan la suma a 3.000-, pero los americanos no se entendían y por eso se mataban. América era una Torre de Babel cuando llegaron los europeos", aseguró el escritor al abrir su discurso.

Vargas Losa remarcó que, sin embrago, "las controversias que generó la conquista desaparecen cuando se trata de la lengua. Nadie discute la importancia que significó para América el unir en una sola voluntad de expresión, en una sola lengua, la extraordinaria diversidad que la caracteriza".

A propósito de controversias, el autor de "Conversación en la catedral", cargó contra el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. 

"Me gustaría citar una carta que López Obrador envió al Rey de España y al Papa Francisco, sugiriendo que pidan perdón por la violencias que se cometieron en aquellos años, que Juana Inés de la Cruz llamaba rudos", anticipó.

"Yo tengo la impresión de que el mandatario mexicano se equivocó de destinatarios. Debió mandársela a él mismo y responderse, o respondernos, a la pregunta de por qué México, que hace cinco siglos se incorporó al mundo occidental gracias a España, y que hace 200 años es independiente y soberano, tiene todavía tantos millones de indios marginados, pobres, ignorantes y explotados", agregó.

Compartir

Comentarios