La discusión pasará ahora al recinto del Senado.

Ante la imposibilidad de lograr unanimidad sobre el contenido, los senadores decidieron impulsar dos dictámenes para tratar de resolver el tema por votación en el recinto. La decisión se tomó en una reunión plenaria de comisiones.

 

 El Senado finalmente decidió someter a votación el proyecto de financiamiento político el 10 de abril, aunque Cambiemos y el bloque Justicialista presentaron dos dictámenes distintos porque no se pusieron de acuerdo sobre la autorización para que los sindicatos realicen aportes de campaña.

Ante la imposibilidad de lograr unanimidad sobre el contenido del proyecto, los senadores decidieron impulsar dos dictámenes para tratar de resolver el tema por votación en el recinto en la sesión prevista para el 10 de abril.

La decisión se tomó en una reunión plenaria de las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Presupuesto y Hacienda y de Justicia, que se reunió ayer por la tarde, luego de que los senadores votaran en el recinto, al mediodía, la vuelta a comisión del proyecto.

Los legisladores se pusieron de acuerdo en el punto principal de la iniciativa, que es la bancarización de los aportes de campaña y la habilitación para que las empresas puedan financiar a los partidos (algo prohibido en la legislación vigente) por hasta el 2% del total de gastos autorizados.

Sin embargo, la discusión se trabó cuando el bloque Justicialista pidió autorizar también a los sindicatos para realizar aportes de campaña, en tanto que también son personas jurídicas, pero el oficialismo se opuso.

La discusión pasará ahora al recinto del Senado, donde el conteo de votos será fundamental dado que cualquier ley electoral requiere para ser aprobada una mayoría absoluta (37 votos).

 

Fuente: Diario Popular

Compartir

Comentarios