Nunca antes un argentino había despertado tantas emociones en la NBA. Ginóbli vivió una noche inolvidable en el homenaje que le brindó San Antonio Spurs.

 

 Nunca antes un argentino había despertado tantas emociones en la NBA. Manu Ginóbili logró lo que pocos jugadores en la historia del deporte: cuando terminó el partido entre San Antonio Spurs y Cleveland Cavaliers, la camiseta número 20 que utilizó durante 16 temporadas fue retirada.

La noche empezó con algo inédito: por primera vez en la historia de la NBA, el himno argentino sonó en un estadio. Y todo gracias a Manu y a su mítica carrera. Michelle Leclercq, oriunda de Tigre, tiene 23 años y desde hace cuatro vive en los Estados Unidos y fue la encargada de interpretarlo.

 

 

>

Compartir

Comentarios